Ideal

Las minas de Alquife comenzarán a funcionar en un año y crearán un millar de puestos de trabajo

Reunión en la que se ha dado a conocer la concesión.
Reunión en la que se ha dado a conocer la concesión. / IDEAL
  • La Junta de Andalucía ha anunciado esta mañana la concesión de los derechos mineros a la empresa explotadora

En tiempo y forma, el plazo para la transmisión de los derechos de la mina de Alquife a la empresa explotadora se ha cumplido. El límite era el día 26 de este mes de septiembre y hoy, día 21, todo el mundo se ha felicitado por lograr que los trámites burocráticos, tan pesados como el propio hierro que saldrá de Alquife, hayan sido completados.

El resultado es que la comarca granadina del Marquesado, entre la A-92 y la cara oculta de Sierra Nevada, con un rosario de pequeños y bellos pueblos y una ciudad, Guadix, cabecera de comarca con ganas de ser motor económico y social, reciben la mejor noticia del año.

Veinte años después del traumático cierre de minas de Alquife se anuncia su reapertura para el segundo semestre del año que viene o, a más tardar, según decidan las entrañas de esta tierra, a lo largo de 2017.

El resultado de este proceso y de la reapertura de la mina se traduce en una inversión de 250 millones de euros y la creación de un millar largo de empleos, 300 directos y 750 indirectos e inducidos.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, se ha reunido con representantes de Minas de Alquife y con los alcaldes de la comarca, para anunciarles que la Junta de Andalucía ha culminado la fase de transmisión de los derechos mineros del yacimiento, lo que permitirá volver a reabrir esta explotación de minería metálica de la provincia de Granada.

Según los cálculos de la propia empresa, se prevé que la reapertura de la mina, prevista para finales de 2016, suponga la creación de 350 puestos de trabajo y otros 700 empleos indirectos, gracias a una inversión estimada de 250 millones de euros en la comarca.

Sánchez Maldonado ha señalado que el proceso administrativo para la reapertura de la mina granadina ha sido complejo y ha tenido que superar numerosos trámites legales para que sea posible su puesta en marcha "con las máximas garantías de seguridad y sostenibilidad económica, social y medioambiental".

El consejero ha alabado a los técnicos de la Junta que han intervenido en el proceso y a la empresa y a otros organismos que han participado, cuyo trabajo conjunto y coordinado "ha permitido trabajar con solvencia y con la máxima agilidad dentro de los plazos y requisitos legales exigidos".