Ideal

Retiran el carné de conducir al exalcalde de Otura por cuadruplicar la tasa de alcohol

Ignacio Fernández.
Ignacio Fernández.
  • Ignacio Fernández no podrá conducir un vehículo en 18 meses y deberá hacer frente a una multa de 1.620 euros por un delito de tráfico

El exalcalde de Otura y actual concejal de la Corporación municipal de esta localidad, Ignacio Fernández, ha sido condenado a la retirada del carné de conducir durante 18 meses, así como a afrontar una multa de seis euros diarios durante un periodo de nueve meses (1.620 euros) por un delito contra la seguridad vial. El condenado fue sorprendido por la Policía Local de Armilla el pasado 12 de octubre con una tasa de alcohol de 1,17 miligramos por litro de aire espirado cuando conducía un turismo de la marca Volkswagen, modelo golf, tal y como recoge la sentencia.

La tasa permitida de alcohol por la Dirección General deTráfico –DGT– es de 0,25 miligramos por litro de aire espirado para los conductores que no son noveles ni profesionales. Es decir, los agentes de la Policía Local de Armilla pudieron comprobar que el político superaba cuatro veces la tasa permitida de alcohol. Ignacio Fernández se sometió a una primera prueba y posteriormente quedó ratificada la alcoholemia en un segundo examen practicado. La infracción se convierte en un delito a partir de 0,60 miligramos por litro de aire espirado, lo cual puede conllevar penas de cárcel.

Los hechos sucedieron en la localidad de Armilla sobre las 4.09 horas del pasado domingo 12 de octubre. Una pareja de policías locales le pidieron que parara el vehículo tras observar «evidentes síntomas de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas».

La sentencia recoge la descripción efectuada por los agentes a la hora de describir el estado psicofísico en el que se encontraba el denunciado: «Tenía el habla pastosa y titubeante, halitosis alcohólica notoria, repetición de frases y balbuceo, deambulación titubeante y con movimiento oscilante, actitud poco colaboradora y sin cesar de increpar», según consta en la sentencia.

Tras ser puesto a disposición judicial el pasado 12 de octubre, el inculpado no aceptó la pena impuesta en primera instancia en un juicio rápido celebrado en La Caleta y al no haber conformidad se derivó el caso al Juzgado de lo Penal número 4 de Granada, que ahora ha dictado sentencia firme, ya que finalmente ha habido conformidad por parte del exalcalde de Otura al aceptar los hechos.

Ignacio Fernández, inmerso en distintos procesos judiciales, solo tenía una condena que aún no es firme y que lo inhabilita para ejercer cargo público. Esta otra sentencia dictada contra él no podrá ser recurrida.

El Código Penal en su artículo 379.2 señala que conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro es delito y conlleva penas de prisión de tres a seis meses, o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 a 4 años.

El exalcalde de Otura, con quien contactó este periódico hace tres semanas para confirmar los hechos aunque el denunciado optó por no dar detalles de lo sucedido, fue sorprendido por la Policía Local de Armilla cuando conducía su vehículo en el núcleo urbano de Armilla.Los agentes lo conminaron a bajarse del turismo y someterse a una prueba de alcoholemia, a lo cual no se negó en ningún momento. Los policías locales apreciaron una actitud poco diligente del conductor tras observarlo cuando conducía por la avenida Fernando de los Ríos de Armilla.

Ignacio Fernández militó en las filas del PP, de donde fue expulsado tras verse involucrado en presuntos delitos vinculados con el urbanismo de este municipio.Pese a la expulsión del partido, no renunció a su acta tras quedar como concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Otura. También tuvo un paso efímero por el partido Populares en Libertad.

Temas