Las primeras respuestas, medio año después de un incendio que conmovió a Granada

El cliente de un bufete de abogados intenta acceder al edificio, precintado, hace un mes. /JAVIER MORALES
El cliente de un bufete de abogados intenta acceder al edificio, precintado, hace un mes. / JAVIER MORALES

Los vecinos todavía no han regresado a sus casas y recibieron la noticia de que el fuego había sido provocado a través de la prensa

Javier Morales
JAVIER MORALES

Dentro de diez días se cumplirá medio año del incendio que calcinó el edificio de San Juan de Letrán número 3, afectando a 32 vecinos y llevándose por delante la vida de una mujer de 73 años que intentó buscar refucio en un cuarto de baño. Y es ahora cuando empiezan a llegar las primeras respuestas.

El pasado 19 de abril trascendió que las investigaciones habían concluido que el fuego que destrozó parte del inmueble el 26 de noviembre había sido provocado. Los investigadores encontraron restos de gasolina en una de las plantas. Los vecinos, que aún no han regresado a sus viviendas, conocieron la noticia a través de los medios de comunicación. La Policía Nacional ya ha identificado a un varón como presunto responsable del incendio.

El inmueble sigue cerrado, protegido por un cordón policial y una cadena de seguridad. No hay fecha para que sus inquilinos vuelvan a casa: están desarrollándose las obras de reconstrucción de las zonas comunes, una vez que ha concluido el desescombro. Y luego llegará el turno de cada una de las viviendas.

La mayor parte de los vecinos de San Juan de Letrán encontró acomodo en segundas viviendas o casas de amigos y familiares. En un primer momento, dos familias se alojaron en hostales, y una de ellas permanece en un piso alquilado.

El incendio

El fuego comenzó sobre las 5.20 horas del pasado 26 de noviembre en la zona baja del edificio. Provocó que un total de 32 personas, tres de ellas menores, fueran evacuadas a centros hospitalarios por inhalación de humo, mientras que un bombero también resultó herido en la espalda. La mayoría fueron dados de alta en la misma jornada.

Según la concejal de Protección Ciudadana, Raquel Ruz, que visitó la zona junto al alcalde de Granada, en el operativo trabajó una veintena de efectivos de los Parques Norte y Sur del Cuerpo de Bomberos, además de una quincena de agentes de la Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil. Los daños fueron numerosos y provocaron que el edificio quedara inhabitable. El fuego se extendió por las decoraciones de madera y por el interior de tuberías y conducciones eléctricas, afectando especialmente a las plantas situadas en la zona media del inmueble.

El rescate de los vecinos que se encontraban en las viviendas cuando se produjo el incendio se llevó a cabo a través de un patio interior y desde las ventanas de las viviendas con las escaleras de bomberos y las escaleras de intervención rápida. Los servicios de emergencias se encontraron con la dificultad añadida de que la calle San Juan de Letrán es corta y estrecha, lo que suponía un obstáculo para su actuación, y de que el bloque tiene dispuestas frente a su fachada dos pilonas fijas, que los bomberos tuvieron que cortar mediante una sierra radial, lo que les llevó unos diez minutos.

Fotos

Vídeos