Sábado, 18 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOCAL

GRANADA
El área de Patrimonio interviene de urgencia en la techumbre del Hospital Real que está en peligro
El último seísmo de gran intensidad dañó de forma considerable los ensambles, especialmente en Convalecientes
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El último seísmo que escaló más décimas en la escala de Richter no pasó desapercibido en el Hospital Real, sede actual del Rectorado de la Universidad de Granada (UGR). El terremoto en el que algunos vecinos del Área Metropolitana notaron que se movía el armario, en el histórico edificio provocó algunos daños más importantes.

El movimiento de la tierra dejó su huella en las cubiertas del edificio que hace años atendiera a los enfermos. Con aquel movimiento -que se notó más en Santa Fe- también se desplazaron los ensambles. El efecto es tal que la Universidad granadina tuvo que actuar de urgencias y en ello está, llevando a cabo todos los trámites burocráticos que un edificio histórico conlleva y con la premura que se permite.

La parte más dañada es la de Convalecientes, según explica la vicerrectora de Patrimonio, Infraestructura y Equipamiento, Elena Díez Jorge. La cosa no es para bromas y la actuación requerida llevó a actuar de urgencia y a no dormirse en los laureles para que no se venga al suelo nada.

Pinturas en la Capilla

El Hospital Real supone un emblema para la Universidad y para la ciudad. En los próximos años la institución universitaria ha previsto una intervención fuerte para mantenerlo y para ponerlo en valor. En la actualidad se está trabajando en su plan director en el que también colabora la Junta de Andalucía.

En lo que se está interviniendo ya también es en la Capilla -espacio que hasta hace poco albergaba el departamento de Comunicación y parte del Cevug-. Han salido restos de pintura mural con pan de oro. La propuesta del vicerrectorado es que se recupere todo lo que haya de pinturas, sobre todo en el presbiterio. La Capilla se convertirá en un salón de reuniones y conferencias.

En lo que respecta al plan director, la vicerrectora responsable asegura que sigue el programa trazado. Será el primero de la historia de este edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural. El edificio no se desalojará por completo en ningún momento, pero sí será objeto de un amplio calendario de actuaciones que determinará un grueso equipo de expertos, capitaneados por Javier Gallego, historiadores del arte, arqueólogos y restauradores, entre otros estudiosos. Todas estas intervenciones llevarán a que más de la mitad de los vicerrectorados y servicios asentados en el histórico edificio tendrán que mudarse a otros inmuebles, algunos quizás para siempre y no volverán al inmueble que empezaron a construir los Reyes Católicos hace siglos.

El presupuesto inicial de las obras en el Hospital Real (siglo XVI) es de doce millones de euros. Para la redacción del proyecto inicial la Consejería de Innovación y de Cultura han firmado un convenio para dedicar dos terceras partes del 1% cultural al 'monumento' granadino.

Con estas intervenciones, la intención del Rectorado es convertir el Hospital Real en un espacio abierto y más emblemático. Para eso, se han fijado ya como inamovible habitáculos como los que dan cabida al rector, la Biblioteca y el espacio expositivo. Otros de los servicios que se mantendrán serán los de Registro, Información general, Relaciones Institucionales y Defensor Universitario. Y como mucho Ordenación Académica o Investigación, pero estos podrían salir. El resto podrían quedar fuera.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS