Sábado, 2 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOCAL

GRANADA
El Partido Popular logra la alcaldía de Carataunas por 20 céntimos de euro
El pequeño municipio alpujarreño se juega a cara o cruz en el Juzgado un quinto concejal Salvador Rodríguez seguirá al frente del Ayuntamiento tras doce años y tres legislaturas
El Partido Popular logra la alcaldía de Carataunas por 20 céntimos de euro
EL MOMENTO DE MÁS TENSIÓN. La moneda de veinte céntimos en el aire. Segundos después, Carataunas tendría alcalde. / LUCÍA RIVAS
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

10,15 de la mañana. Cara o cruz. Yo (PSOE), cara. Yo (PP), cruz. Entre las manos cerradas de Álvaro Garnica, miembro de la Junta Electoral de la comarca alpujarreña, la incógnita, el destino de quién habría de gobernar el pequeño municipio de Carataunas en los próximos cuatro años.

Segundos de incertidumbre en el Juzgado de Instrucción de Órgiva. Primera planta. Salón de juicios. Sobre la tarima donde se sientan jueces o magistrados, a pocos centímetros a ras del suelo y que simboliza la superioridad y acatamiento de la justicia sobre las cuestiones terrenas -al igual que los altares en lo divino-, Álvaro lanzó la moneda al aire y durante unos segundos la custodió entre las palmas de sus manos. Segundos que se hicieron interminables hasta que las desdobló como si de un libro se tratara. En su mano izquierda, bocaarriba, allí estaba la cruz, 20 céntimos de euro. Bocaabajo, la cara, nada menos que la de Miguel de Cervantes Saavedra. La alcaldía era para el PP.

Minutos de tristeza y desolación -para unos- y alegría y euforia -para otros-. Los móviles comenzaron a chirriar y transmitir la buena o mala nueva, según les afectara. Los medios de comunicación se excitaron, desperdigaron y dejaron la plaza del Ayuntamiento de Órgiva casi desierta. Existía la noticia, la de una alcaldía que se ha decidido al azar con una moneda al aire, aunque, también, podría haberlo sido jugando a pares o nones o con bolas, como ocurrió en Güéjar Sierra. Azar. Destino. Vaya usted a saber. Pero, desde luego, algo poco habitual aunque la ley electoral especifique que en casos de empate, la suerte decidirá quién habrá de gobernar un municipio.

Así ha ocurrido en Carataunas. Listas abiertas, como ha de ser en los pueblos con menos de 250 habitantes. A elegir: cinco concejales. El PP obtiene dos; el PSOE los mismos. Pero ¿y el quinto? He aquí la cuestión: obtienen el mismo número de votos y es la suerte quien ha de decidir el futuro gobierno municipal de uno u otro.

Al juez Antón Henares, titular del Juzgado de Instrucción de Órgiva, le dio cierto pudor exponerse públicamente tirando la moneda al aire y delegó su función, aunque sí dará fe que el nuevo alcalde de Carataunas seguirá siendo Salvador Rodríguez, del PP, que repite mandato por cuarta legislatura consecutiva. En total, serán 16 años.

La incertidumbre

Todo sucedió en apenas treinta minutos y más de una hora de comprensiones y entuertos para saber y explicar por qué una alcaldía se puede dirimir con una moneda. De 20 céntimos, todo hay que decirlo, que sacó de su bolsillo -también al azar, justo es reconocerlo- el representante del PSOE en la Alpujarra José Martín Aguado, miembro de la ejecutiva provincial y, por azar profesional, delegado en la comarca de la Caja General de Ahorros. Mejor no preguntar por qué eligió entre un puñado de monedas entresacadas de su bolsillo la de 20 céntimos y no, por ejemplo, de un euro. Gajes del oficio, suponemos, por aquello de ahorrar, desgaste y tiempo. Presentimos

Cara o Cruz. Martín Aguado fue el primero en elegir. Nada especial. Simple y honrosa cortesía del oponente y representante del PP, el también diputado provincial y alcalde de Murtas, Cecilio Martín.

-«Cara», dijo el primero. La de Cervantes y CARA-taunas».

-Cruz, no le quedó más remedio que decir a Cecilio Martín que, en el fondo, creyó tener la suerte de su lado porque (para que nadie se entere), es un gran devoto de la Santa Cruz, patrona de su pueblo. Cruz. Cecilio Martín siempre elige la cruz en los juegos de azar y ayer le volvió a salir bien la jugada aunque en este caso fuera para su partido.

Y un gesto a tener en cuenta. Nada más terminar el acto, el socialista Martín Aguado le regaló la moneda de 20 céntimos al representante popular para que se la entregara al alcalde Carataunas en recuerdo de tan épico día.

Ausentes

Hay que decir que ninguno de los dos candidatos a la alcaldía -Salvador Rodríguez (PP) y José Daniel Vigil (PSOE)- se presentaron ayer en el Juzgado de Órgiva para vivir en directo su futuro político. Mejor estar lejos para evitar tensiones. Salvador en Granada, haciendo compra porque hoy bautizan a uno de sus nietos y Daniel en Motril, también comprando, aunque plantas y arbustos para su finca.

Allí arriba quedaba Carataunas con sus 220 habitantes, las calles casi desiertas y dos partidos políticos enfrentados por la alcaldía de un pueblo donde sólo existen dos bares, ninguna escuela ni tienda de ultramarinos y donde el pan, el pescado o la fruta la llevan y anuncian furgonetas venidas de otros lugares a toques de bocina pero donde su alcalde es su alcalde.

Sólo otro Salvador, el conocido como el 'play-boy' de Carataunas, parecía ayer estar al tanto de lo que ocurría con la alcaldía aunque, para él, lo más importante no era si su homónimo Salvador o Pepe Daniel habían dado la vuelta al mundo por una moneda de 20 céntimos. Lo que en verdad le preocupaba era que tras haber conocido a 76 mujeres a través del programa de Juan Imedio, aún no tenía novia, y eso que va para los 50. Pero no ha perdido la esperanza. Como tampoco el PSOE que piensa que algún día gobernará este pequeño pueblo de la Alpujarra más profunda.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS