Sábado, 19 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

ALMERÍA

VIVIR
El rock del limonero
Chris Stewart, ex-batería de Génesis, atendió ayer a decenas de fans de su libro 'Entre limones' De esta obra, que retrata su vida en Órgiva, se han vendido ya 90.000 ejemplares en España
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Chris Stewart fue batería de Genesis cuando tenía 17 años, él llegó a la Alpujarra hace más de dos décadas buscando tranquilidad, sin saber que el éxito le esperaba al torcer la esquina de su huerta. El haber participado en el primer álbum de una de las bandas de rock más famosas de Gran Bretaña, 'From Genesis to Revelation' (1969), le sirvió de gancho para publicar un libro sobre su vida campestre en 1990, 'Driving over lemons', que 16 años después, en noviembre de 2006, la editorial Almuzara ha editado en España bajo el título 'Entre limones'. Stewart presentó ayer al fin su obra en Granada, en el marco de la Feria del Libro.

A sus 53 años, el ex de Genesis ha vuelto a lanzarse al estrellato, por eso ayer decenas de granadinos se acercaron a la Fuente de las Batallas en busca de un autógrafo del rockero reconvertido a agricultor y ganadero ecológico y ahora a escritor.

Muchos turistas españoles y extranjeros se acercan hasta El Valero, su cortijo en Órgiva para saludarlo. «¿Por lo menos los españoles traen vino!», exclama simpático el autor, que comenta que no sabía que Genesis despertara tanto entusiasmo entre la sociedad española.

El inglés, natural de Sussex, al sur de Inglaterra, repite sin traumas y en perfecto español que lo echaron del grupo porque no sabía tocar... Pero, lo que podría ser un dato anecdótico en su vida de adolescente le ha servido para vender más de un millón de copias de su libro, traducido a 15 idiomas. De la versión española que vio la luz hace tan sólo seis meses se han vendido ya 90.000 ejemplares y ya se prepara la novena edición.

De Órgiva a la China

El músico, que ha desempeñado los más peculiares trabajos en el mundo del circo, esquilando ovejas y como guía turístico en China, lleva dos décadas viviendo a las afueras de Órgiva, junto a su mujer Ana y a su hija Chloe, de 16 años. Allí se dedica a las labores del campo. Cuando llegó no tenía ni luz ni agua pero poco a poco la familia fue haciendo de este lugar un acogedor hogar. Aunque confiesa que últimamente tiene sus quehaceres rupestres un poco olvidados, entre la escritura y la promoción de sus libros.

El éxito no le asusta y ya tiene escritos otros dos libros para la misma editorial, Almuzara. Uno de ellos ya se ha publicado en Inglaterra, 'El loro en el limonero'; el otro verá la luz el próximo año, aunque aún no tiene título traducido al castellano. En estas obras continúa la historia de su vida alpujarreña y añade los recuerdos de sus viajes por Suecia, dónde trabajó como esquilador; y por Marruecos, unas páginas que aprovecha para hablar de inmigración.

A pesar de haber perturbado su calma, reconoce que no se arrepiente en absoluto de haber explotado su vertiente literaria. «Ser un 'best seller' es un sueño, por supuesto que no me arrepiento de escribir el libro. Vinimos buscando tranquilidad; pero también vivimos años de pobreza, una pobreza relativa, comiendo con limitación... ahora podemos comer muy bien, beber buen vino e invitar a nuestros amigos... También nos compramos un coche seguro, ya no tenemos el cuatro latas, que era un peligro (risas)... Estamos más cómodos e igual de felices...Aunque no es que esté forrado (más risas)», puntualiza divertido.

Ayer fue un día de locos para este hombre sencillo y sin grandes pretensiones. «Llevo todo el día atendiendo a los medios de comunicación, pero por lo menos esto me sirve para mejorar mi español», comenta el ex-batería, que se presenta el último de la lista en la candidatura de Los Verdes en Órgiva.

De llegar a ser alcalde no quiere ni oír hablar: «Hay que tener una mentalidad muy especial para aguantar eso, estar todo el día discutiendo sobre tonterías de administración... Yo tengo mis sueños, pero prefiero dejar la gestión a otras personas más competentes».

Éxito inesperado

De igual modo, la vuelta de Génesis a los escenarios no le despierta el gusanillo rockero: «No me arrepiento de eso tampoco, tenía 17 años cuando me echaron del grupo y por entonces eso me estropeó un poco... pero ahora ya ni me acuerdo...».

Cuando las personas que le motivaron para publicar el libro le intentaban convencer de que explotara su paso por el grupo de rock británico, él pensaba que su vida era más interesante que todo eso. Pero, ahora reflexiona sobre el enorme impacto que tiene el grupo en el panorama internacional. «Desde luego no me esperaba este éxito, pero estoy muy feliz». Entre sus proyectos están el seguir sonriéndole a la vida e ir arreglando su cortijo alpujarreño El Valero: «Ahora es un desastre, hay trozos de madera caídos y árboles secos...».

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS