Jueves, 19 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Provincia
La protección de la Alpujarra preservará su historia, urbanismo y entorno natural
Su declaración por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural abarca 32 áreas protegidas y más de 700 hectáreas en la zona media de la comarca
La protección de la Alpujarra preservará su historia, urbanismo y entorno natural
Vista urbana de uno de los pueblos de la Alpujarra. RAFAEL VÍLCHEZ
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) -con la categoría de Sitio Histórico-, la Alpujarra Media y La Tahá. Se trata de un conjunto heterogéneo de enclaves que destacan por sus valores históricos, naturales, etnológicos, arqueológicos, arquitectónicos e industriales. Esta zona peculiar de la Alpujarra contará desde ahora con un nivel más férreo de protección, cultural y urbanística, para mantener las peculiaridades de su enclave natural, ambiental y, especialmente, las características patrimoniales y culturales de la zona.

El arquitecto Juan Carlos García de los Reyes, encargado de desarrollar los planes urbanísticos de casi la totalidad de los municipios alpujarreños y el responsable del proyecto de recuperación del Barranco de Poqueira, considera que se trata de «un reconocimiento importante que valora uno de los mejores tesoros de la provincia».

Gran patrimonio

La declaración como Bien de Interés Cultural engloba un amplio abanico de elementos patrimoniales, entre los que figuran además de núcleos de población, zonas de cultivos, acequias, minas y restos industriales, yacimientos arqueológicos, torres, iglesias, cortijos, baños, parajes naturales y caminos históricos.

En total, se recogen y protegen 32 áreas con una superficie total de 711 hectáreas correspondientes a los municipios de Bérchules, Bubión, Busquístar, Capileira, Cástaras, Juviles, La Tahá, Lobras, Pórtugos y Trevélez. En torno a estos enclaves, se establece un entorno de alta protección de 13.574 hectáreas que también afecta a los términos municipales de Albondón, Almegíjar, Cádiar, Murtas, Órgiva, Polopos, Rubite, Sorvilán y Torvizcón.

«La Alpujarra es una de las comarcas con mayor número de singularidades del país. Con la declaración de Sitio Histórico de la Alpujarra Media, se va a exigir un mayor grado de compromiso de la Junta de Andalucía para sus respectivos ayuntamientos que ahora, más que nunca, se encargarán de velar por su recuperación y mantenimiento», subraya García de los Reyes.

Mayores inversiones

El arquitecto granadino, así como los responsables políticos de los municipios de la Alpujarra esperan que esta declaración aprobada por la Junta sirva para mejorar las inversiones y el papel que tiene la comarca de cara a las diferentes administraciones.

«La Alpujarra tiene muy poca población y escaso peso político tanto a nivel provincial como autonómico. Lo que hace falta es que, a partir de ahora, lleguen las inversiones a la comarca para mejorar sus accesos, comunicaciones, recuperar sus zonas más emblemáticas Ahora todo el urbanismo estará más vigilado y ello permitirá que se conserve esta gran zona», recalca García de los Reyes.

La trama urbana alpujarreña, de origen morisco y mantenida por los repobladores cristianos, ha sido uno de los elementos más importantes a tener en cuenta para su protección. Se caracteriza por las calles de pequeñas dimensiones y trazado irregular, el alto grado de ocupación de las manzanas y la continuidad con la zona agrícola, aspecto este último que se refleja en las paratas o estructuras de contención de las huertas dispuestas en terrazas.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS