Ideal

4 restaurantes 'cruelty free' en Granada

  • Te proponemos una ruta para degustar la mejor comida vegana y vegetariana en la ciudad

Cada día hay más gente concienciada en apartar los animales de su dieta. Son muchos los que piensan que no hace falta matar para llevar una alimentación sana y equilibrada, y la cocina vegetariana y vegana va ganando seguidores día tras día. En Granada existen restaurantes que tienen muy clara esta filosofía, y que ofrecen una gran diversidad de platos extraordinarios que son totalmente 'cruelty free'.

Restaurante Raíces

Para hablar de comida vegetariana en Granada no se puede dejar atrás al primer restaurante de este tipo que se abrió en la ciudad. Raíces lleva desde 1982 mostrando la riqueza de la cocina vegetariana a un público cada vez más fiel. Empezó siendo un local muy pequeño, menos de la mitad de lo que es hoy en día, pero la buena acogida y el creciente público han hecho que se convierta en lo que es hoy, un lugar de referencia con gran cantidad de comensales diarios, además de tener clientela habitual.

Se encuentra en el número 30 de la calle Pablo Picasso, local que recibe visitas de todo tipo de públicos, desde familias con niños hasta grupos de jóvenes. Entre los platos que triunfan están las croquetas caseras, lo más tradicional, y otros más innovadores como el seitán al ajillo, sin dejar de pasar por su repostería casera.

El Ojú

En Granada no hay nada más típico que las tapas, y esa filosofía es la que han querido seguir en El Ojú. Se encuentra en la c/General Narváez, 4, y con casi dos años de vida, este es el primer bar de tapas 100% vegano de Granada. La idea surgió porque sus fundadoras querían un lugar en el que degustar platos más elaborados dentro del veganismo.

Con sus platos como las alitas de pollo barbacoa (coliflor) o el 'choripan' (chorizo vegano) atraen a todo tipo de público, sin tener un perfil único de comensales. Tienen ya sus clientes fijos, que se pasan por allí varios días en semana. Además de toda la oferta en tapas y platos, cuentan también con repostería casera también totalmente vegana. La decoración del local, además, se presta a que artistas locales expongan sus obras, y también cuentan con una estantería llena de libros que cualquiera puede coger y leer.

Hicuri Art Vegan

En el número cuatro de la Plaza de los Girones (en la zona del Realejo) el Hicuri Art Vegan. Un lugar donde poder desayunar, comer, merendar y cenar. No existen excusas para no visitarlo. Abre de once de la mañana a once de la noche de lunes a sábado y llama la atención su extensa carta de tipos de leche a la hora de tomar un buen café aderezado con líquidos no lácteos y que proceden de vegetales; leche de arroz, de avellana, de soja...

La del Hicuri es una historia de segundas oportunidades y una manera de reinventarse. El local se especializó en cocina vegana tres años atrás para intentar remontar la complicada situación económica que atravesaba la anterior propuesta culinaria. Hoy en día las cosas marchan mejor que nunca y sonrisas no faltan en este rincón decorado con unas pinturas callejeras muy características y que son reconocibles al ojo de todo granadino de pro que se precie.

El Piano

Tras diez años emplazados en Gran Capitán y un cambio de dirección desde Semana Santa (ahora en el número dos de la Calle Santiago) este restaurante se caracteriza por ofrecer "comida del mundo y para todo el mundo". Es un rincón coqueto y acogedor. Sin alardes ni decoración ostentosa. Su apuesta es una amplia sonrisa tras la barra y una comida casera elaborada a diario, con más de 15 propuestas culinarias que van desde el clásicos como la tortilla de patata (sin huevo, por supuesto) a innovaciones como lentejas indias o el falafel y el humus.

Todos sus platos se caracterizan por ser puramente veganos, libres de gluten, sin frutos secos y con la idea de poder ser apto para absolutamente todos los públicos. Más allá de su carta, El Piano puede convertirse en una alternativa de tapeo, pues compensa todo lo anterior con la oportunidad de brindar con una copita de vino o una cerveza en este espacio que ya va asentándose en la zona del Realejo.