Ideal

5 rutas de senderismo en Granada para disfrutar con los niños

vídeo

Cahorros de Monachil. / IDEAL

  • La provincia cuenta con una gran variedad de parajes para poder pasar un día divertido en familia

Andar por Granada es uno de los privilegios de vivir en esta tierra. Innumerables parajes, ajenos al asfalto de la ciudad, brindan la oportunidad de disfrutar de un buen día en familia. Cuando se dispone de tiempo suficiente, completar una de las rutas que aquí te proponemos puede ser un plan inmejorable. Y qué mejor manera de hacerlo que ir acompañado con los más pequeños.

Sendero del río Castril

A 147 kilómetros de Granada, en pleno parque natural de Castril. Una senda a pie en la que el río Castril es el auténtico protagonista de este paisaje en el que se mezcla el rumor del río con una oportunidad para disfrutar de la fauna y la flora de un lugar marcado por la roca caliza. Además del propio nacimiento y manantial del que surge el río, también es destacable la ocasión de poder ver tanto las truchas (conservadas como unas de las que mayor pureza gozan a nivel estatal) como las nutrias (de los pocos lugares andaluces donde encontrarlas) allí presentes; sin duda esas son sus especies más emblemáticas.

La longitud de la senda ronda los dos kilómetros y medio, por lo que puede cubrirse en un lapso de tiempo próximo a una hora. No atañe ninguna dificultad especial y sirve con ir con un calzado cómodo, una cantimplora y alguna vestimenta de emergencia por si las inclemencias del tiempo se presentan por sorpresa. Para llegar al inicio del camino hay que desplazará hasta Castril por la A-326 y desde allí tomar la pista forestal que va a Cortijos del Nacimiento; allí habrá un aparcamiento.

La Suerte de Fuente Alta

Una de las sendas por descubrir en plena Sierra Nevada. Se trata de una preciosa excursión por las inmediaciones de la Suerte de Fuente Alta que puede cubrirse tanto en bicicleta como andando. Las suertes con asentamiento de los antiguos pobladores del lugar y uno de ellos, el de Fuente Alta, ha sido rehabilitado como centro de recepción de visitantes y museo etnográfico, donde se organizan talleres medioambientales.

La excursión parte del kilómetro 32 de la carretera A-395 desde donde se llega, a unos 700 metros, a la Suerte de Fuente Alta donde se accede a una zona de picnic en una gran explanada. Allí mismo comienza una ruta circular con una longitud total de siete kilómetros que son fácilmente recortables y amoldables. El desnivel total ronda los 125 metros, y la senda es fácilmente reconocible por unos tornos metálicos que evitan la entrada de animales. El recorrido se caracteriza por un frondoso bosque de pinos y la oportunidad ver animales como cabras monteses con las vistas al Veleta como actor de reparto.

Los cahorros de Monachil

A apenas diez kilómetros de la capital y uno de las escapadas más entretenidas posibles: puentes colgantes, cuevas, ríos y pozas... Los cahorros de Monachil son una especie de cañón formados por el paso del río Monachil que dan como resultado un relajante paseo en un paraje rocoso y escarpado. Quizás sea una ruta más técnica y no convenga ir con niños muy pequeños ni con aparatosas mochilas, pues hay zonas a las que hay que acceder a gatas o senderos que se estrechan demasiado para los más inexpertos.

El acceso es sencillo. Se puede partir desde Monachil y seguir el río hasta llegar a un puente colgante que sirve nexo con el sendero que conduce a los Cahorros. Otra opción es acceder desde la zona próxima al restaurante 'El Puntarrón', lo que acortaría la caminata una distancia considerable. Hay indicaciones en el pueblo y en las carreteras próximas y el propio sendero está marcado por dos rutas: Cahorros altos y Cahorros bajos. Cerca de la ciudad, sin pérdida y con un punto riesgo, ¿existe escapada mejor?

La vereda de la Estrella

También en Sierra Nevada está la opción de conocer la vereda de La Estrella, en el municipio de Güéjar Sierra. Esta opción está ideada para una excursión de una duración mayor (unas seis horas), pero su baja dificultad, facilidad de acceso y su espectacularidad hacen de ella una alternativa a tener en cuenta. Esta vereda fue construida en 1890 como vía de comunicación con las minas de galena y parte al del valle del Genil, hoy en día sirve como sendero para disfrutar de la cara norte de Sierra Nevada.

¿Cómo llegar? Habrá que atravesar la localidad de Güéjar Sierra siguiendo los carteles que nos señalan 'Vereda de la Estrella' hasta llegar a un parking al lado del 'Restaurante San Juan', punto de inicio de la travesía. El recorrido está marcado por las antiguas estaciones del tranvía que pasaba por allí en otro tiempo y es un momento inigualable para disfrutar de una cómoda aventura entre robles castaños y arces.

Ruta del Gollizno

Esta ruta nos llevará hasta Moclín, un municipio situado a 33 kilómetros de Granada al que se accede por la N-432 dirección Córdoba. La riqueza de esta población es muy amplia y variada. Además de la senda, Moclín es un lugar que destaca por las cuevas en las que encontrar pinturas rupestres y por asentamientos romanos encontrados en distintas zonas próximas al lugar.

La Ruta del Gollizno es una vía circular de pequeño recorrido que te llevará a dar un paseo por el Valle del Río Velillos, que conecta Moclín con Olivares. Su principal reclamo son los cuatro miradores que descubrirás por el camino. Cruzar el río por un puente colgante, visitar las citadas pinturas o ver el Castrillo de Moclín, una de las mejores estructuras defensivas de la época nazarí, lo hacen una salida de referencia. El desnivel medio de la senda ronda los 350 metros y su duración aproximada va de dos horas a dos horas y media.