Ideal

6 delicias para merendarte Granada

  • Te ofrecemos una ruta para endulzar tu tarde en cualquier rincón de la ciudad

A pesar de que el mercurio del termometro se resista a bajar, el otoño ya está aquí. No es ninguna novedad. Ya no es primavera, ni siquiera en El Corte Inglés. Las hojas caen, tanto las del calendario como las de los árboles que van pintando estampas a medio camino entre la nostalgia por el verano que se fue y el frío invierno que está por llegar. Las mil y una caras de Granada saben qué atuendo elegir para cada ocasión y más pronto que tarde tocará rescatar el abrigo.

Siete sitios para 'comerse el mundo' sin salir de Granada

¿Qué mejor momento del año para sentarse en una buena terraza, café en mano, para disfrutar de una buena merienda al atardecer? Las alternativas que ofrece Granada son infinitas. Desde los clásicos del chocolate con churros y los piononos hasta las nuevas tendencias como las palmeras de Kinder o la Tarta Manuela para amantes del chocolate. Descubre los bocados de moda:

Bohemia Jazz Café

El que conoce el lugar, repite. Tan simple de comprender como de dejarse impregnar por la magia que se respira en su ambiente. Música relajada, una decoración con mucho mimo y unos productos que acaban enganchando. El local está en el número 11 de la Plaza de los Lobos desde el año 2007. Desde fuera nada hace presagiar que nos adentramos a un microclima especial, pero que al mismo tiempo está al alcance de cualquier mano.

Uno de los productos estrella son sus cafés. Diferentes y a la vez familiares. Aunque para especialidad su Tarta Manuela. Un producto para los más chocolateros: un bizcocho de chocolate, acompañado de una salsa fría de chocolate y una ración de nata espesa que quitan el sentido. Abre sus puertas a las 15.00 horas, pero tiene vida más allá de la media tarde. Tras la hora del café tardío, la sobremesa puede estirarse hasta la hora de las copas o seguir degustando su variedad de batidos, zumos y diferentes dulces.

Pastelería San José

La tradición y la experiencia en el sector pastelero son elementos diferenciales. Que se lo digan a este obrador, instalado en Granada desde 1936. Unos de estos rincones donde la herencia familiar se nota en cada dulce. Recién remodelada el pasado año, la Pastelería San José sabe que para progresar en un sector con una competencia tan feroz solo vale renovarse constantemente y saber encontrar nuevos caminos para seguir creciendo.

En breves empezaran a operar con servicio a domicilio: pan, dulces, tartas, pastas... todo hecho a diario y con una frescura inigualable. Es una de las ventajas de poder operar con un obrador propio en el sótano del local. Sus productos a destacar: bandejas de bollería variada en versión mini, las palmeras cuyo hojaldre es espectacular, las tortas de la virgen y roscones de reyes (que se venden durante todo el año)... No hay fin en esta lista. Llega la navidad y ya se preparan para el zafarrancho que supone el hacer frente a las colas que se prolongan unos cuantos metros en su sede, el 20 de Carril del Picón.

Paseo por la calle de las teterías

A escasos metros de la zona más centrica de la ciudad. Un punto de encuentro para el turista foráneo y el 'granaíno' más purista: la calle Calderería Nueva. Basta con cerrar los ojos, impregnarse bien de ese aroma para sentirse en un lugar muy lejano pero en el mismo corazón de Granada. Una avenida en cuesta, donde cada detalle conforma un mosaico de culturas enigmático.

Cualquier tetería es perfecta para relajarse a tomar un té y acompañarlo con dulces y pastas árabes. Pero el plan de tarde no acaba aquí. Para adentrarse aún más en esta microcultura simplemente basta con relajarse a probar una cachimba o pasarse por los puestos de artesanía que tan atractivos resultan desde la lejanía y todavía más desde cerca. Cada tienda y cada tetería es un nuevo mundo por descubrir entre pastas y buena compañía.

Casa Ysla

Un enclave de la pastelería y los dulces de Granada desde 1897. Para quien conozca esta casa sabrá que su auténtico signo distintivo son los piononos, algo tan singular como tradicional en la ciudad. Su seña de identidad es la elaboración diaria, con productos frescos y naturales, con esa receta tan artesanal y única. Isla está en diversas localizaciones del centro de la ciudad y en todas y cada una de ellas se ofrecen las mismas calidades y garantías de sabor.

El producto que hace seguir creciendo la fama de Casa Ysla son sus característicos pinonos, en formato tradicional o en tarta, pero su oferta es muy amplia, desde todo tipo de bollería artesanal hasta productos más exquisitos, como el pastel de chocolate con el que Pepe Isla ganó el World Chocolate Masters de España en 2015.

Bombón Café

Quizás lo que te apetece sea una merienda en un lugar con tiendas, o antes de entrar al cine. Para ello, te ofrecemos la opción de Bombón Café. Situada justo frente al cine del Centro Comercial Serrallo Plaza, lleva allí desde la apertura de este.

De su cocina salen crêpes, gofres, churros y todo tipo de dulces y pasteles, además de tener helados durante todo el año, tostadas muy variadas y todo tipo de batidos de fruta naturales. Su amplia oferta y su localización lo convierten en un lugar ideal para completar una tarde de compras, o tomar un sano batido de frutas después de salir del gimnasio.

Cafetería Alhambra

Para el final, pero no por ello menos apetitosos, queda uno de los dulces por excelencia de la gastronomía española. Gusta igual al niño y al abuelo. Son los churros con chocolate. Y cuando se junta un paraje único como la Plaza Bib-Rambla y una receta tán única como la que ofrece la Cafetería Alhabra nada puede salir mal.

Esta casa lleva ofreciendo este producto desde la decada de los 30 y en su interior, en el número 27 de Bib-Rambla, se puede percibir esa sensación de tradición más arraigada sin renunciar al presente. La textura y sabor de sus churros no se altera por mucho que pasen los años. Ese es el principal reclamo de un establecimiento que tiene esa magia de ver cómo se cortan y se doran los churros dentro del local. Ese olor tan especial no deja indiferente a ninguno de sus clientes; que va desde el turista que quiere degustar por primera vez esta delicia al público más selecto que ya sabe dónde encontrar su dulce de referencia.