Piden expulsar a VOX del caso Serrallo por injerencias de los testigos claves

Una de las capturas de Lexnet aportadas en el acta notarial, donde, según el abogado del empresario, se aprecia que el escrito ha sido creado por Manuel N., funcionario municipal./IDEAL
Una de las capturas de Lexnet aportadas en el acta notarial, donde, según el abogado del empresario, se aprecia que el escrito ha sido creado por Manuel N., funcionario municipal. / IDEAL

La defensa del constructor de la 'disco' descubre que 50 escritos de esta acusación se habrían mandado desde el ordenador de un funcionario municipal

Q. CHIRINO Y Y. HUERTASGRANADA

La defensa de Roberto García Arrabal, el constructor investigado en el caso Serrallo, ha remitido un escrito al juzgado que lo investiga para solicitar la «expulsión» de la causa del partido político VOX, que ejerce una de las acusaciones populares. El motivo: las supuestas injerencias de dos de los principales testigos de cargo del caso Nazarí en medio centenar de los documentos presentados por esta parte a lo largo de 2017.

En el escrito del abogado del empresario, César Fernández Bustos, se solicita además que VOX pierda la fianza de 5.000 euros en su día depositada al personarse como parte en el caso. La petición de García Arrabal va acompañada de un acta notarial con las copias de los registros de la plataforma Lexnet -el sistema de notificación telemática de los juzgados- en los que se habrían detectado las supuestas injerencias.

En concreto, la defensa del promotor sostiene que 50 de los 61 escritos presentados por VOX «se han originado y/o creado presuntamente desde el ordenador de don Manuel N. S.», que es funcionario del Ayuntamiento y uno de los testimonios claves que sirven de base a la tesis acusatorias de la fiscalía en el otro gran caso de presunta corrupción urbanística de Granada: el caso Nazarí.

En este escrito, la defensa de García Arrabal pide que se eche al partido político de la causa y que pierda la fianza en su día prestada.
En este escrito, la defensa de García Arrabal pide que se eche al partido político de la causa y que pierda la fianza en su día prestada. / IDEAL

Asimismo, según el abogado del constructor, existen otros tres documentos que supuestamente se habrían realizado desde el ordenador «de un tal AR», del que sospecha que podría ser otro funcionario del Consistorio que identifica como Antonio Q.R., así como «uno de ellos presuntamente desde el ordenador de don Jacobo de la Rosa Herrera», aunque en este caso en el marco del antes citado caso Nazarí, que se sigue en ese mismo juzgado. Cabe recordar que De la Rosa fue director general de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada durante el gobierno de José Torres Hurtado, siendo concejala de Urbanismo Isabel Nieto, y fue quien elaboró, en 2013, el informe detonante del caso, donde se advertía de supuestas irregularidades en esta operación urbanística. En concreto, el informe alertó de que se había limitado «de forma efectiva» el uso del parque previsto junto al centro comercial Serrallo Plaza «frente a los usos lucrativos implantados», pues se proyectaba una discoteca-sala de fiestas y una pista de patinaje donde inicialmente estaba previsto un parque de atracciones infantil.

Reacciones

La defensa del empresario recuerda asimismo en el documento remitido a la jueza María Ángeles Jiménez, que el caso Serrallo se inició con una denuncia de la fiscalía y que, «por obvios motivos oportunistas», se sumaron posteriormente otras partes acusadoras, las cuales enumera. Exactamente, cita a la promotora del Nevada -General de Galerías Comerciales-, el partido político VOX, el particular que puso el caso en manos de la fiscalía, y el PSOE, que recientemente ha sido apartado del proceso por no prestar la fianza de 5.000 euros exigida para poder ejercer la acción popular.

En este punto, el abogado de García Arrabal advierte a la jueza de Instrucción 2, María Ángeles Jiménez, de que el partido VOX «probablemente no representa interés alguno de sus eventuales afiliados -tuvo 989 votantes en las elecciones de 2015- sino presuntamente los especiales y particulares intereses» de determinados funcionarios del Ayuntamiento, concretamente los que habrían protagonizado las supuestas injerencias. Especifica así los nombres de Manuel N.S. y Antonio Q.R., «expedientados» por la anterior corporación municipal y, en el caso del último, «candidato número 1 al Congreso de los Diputados en las últimas elecciones generales por VOX». A ellos añade el nombre de Jacobo de la Rosa, que recientemente ha pedido ser acusación particular en la Nazarí y que, a su juicio, tiene « interés manifiesto en la presente causa». En ella, de hecho, figura como testigo. Su declaración fue el 9 de octubre de 2015, duró cinco horas y, como recuerda esta defensa, «motivó la imputación de la señora Nieto». Sobre las supuestas acciones de unos y otros, apunta a una «activa participación» de Manuel N., e indica que De la Rosa lo habría hecho «puntualmente».

«Tóxico»

Para la defensa del empresario, «resulta notoriamente tóxico para el proceso que nos ocupa que quien ejercita la acusación popular en nombre de un partido político (...) resulte presuntamente asesorado por funcionarios en activo del Ayuntamiento de Granada, precisamente por aquellos que mantienen una enemistad manifiesta con los funcionarios hoy imputados». Recuerda que aquellos cuentan con una posición privilegiada «en cuanto al ofrecimiento de información se refiere, contaminando indudablemente la transparencia y resultado del proceso».

El papel jugado por VOX en el caso Serrallo ha sido determinante para que se vieran inmersos en este proceso penal en calidad de investigados, tanto el exalcalde José Torres Hurtado, como los concejales populares que, como miembros de la Junta de Gobierno Local, votaron a favor de los horarios y usos complementarios del Serrallo.

El abogado de VOX es Jorge Fernández, quien ayer manifestó a IDEAL que, a su juicio, este escrito «es un intento fraudulento, manipulado e instrumental de expulsar a la única acusación que, junto a la fiscalía, formal y materialmente está sosteniendo el peso de la investigación», que está llegando a su fin. Y además, «con datos obtenidos de documentos manipulados fraudulentamente», con la finalidad de «desacreditar a los testigos principales de esta causa, al igual que el intento de la señora Nieto con su falaz denuncia contra Jacobo de la Rosa».

Fotos

Vídeos