Les piden 5 años de cárcel por comprar 300.000 euros de papel que no pagaron en Granada

Les piden 5 años de cárcel por comprar 300.000 euros de papel que no pagaron en Granada

Los acusados serán juzgados en dos sesiones desde el próximo 23 de mayo en la Sección Primera de la Audiencia de Granada

EFE

La Fiscalía ha pedido en sus conclusiones provisionales cinco años de prisión para dos hermanos que aprovecharon la trayectoria de su empresa para comprar productos de papel valorados en más de 300.000 euros, partidas solicitadas con documentos falsos que no pagaron pero revendieron a otra empresa.

Los acusados serán juzgados en dos sesiones desde el próximo 23 de mayo en la Sección Primera de la Audiencia de Granada.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, el acusado Abraham R.M. era el titular de la empresa Servileiro, dedicada a la venta de todo tipo de papel y cliente desde 2014 de la firma denunciante.

Abraham, en connivencia con su hermano y también acusado Antonio Manuel, aprovechó la confianza que había generado con las compras y pagos anteriores para hacer nuevos pedidos a la empresa perjudicada.

Entre el 11 de marzo y el 16 de junio de 2015, realizó veinte pedidos de mercancía e indicó como dirección para el envío una nave de un polígono de Atarfe (Granada) que no existía.

Cuando los transportistas no encontraban la ubicación para la entrega, llamaban al teléfono de Abraham, que los dirigía a una nave de su propiedad ubicada en otro polígono de Atarfe, esta vez real, o a una de la que había logrado las llaves con la falsa promesa de alquilarla.

En abril de ese año, la mercancía enviada fue traspasada directamente a otro camión, ya que el acusado había pactado venderla a una tercera empresa y por un importe inferior al de mercado.

Para aparentar normalidad e incrementar su credibilidad, los dos acusados utilizaban nombres y DNI de terceras personas como presuntos destinatarios de las mercancías y rellenaban los albaranes de los pedidos con CIF y otros datos falsificados o incorrectos.

Aunque la forma de pago acordada era mediante giro bancario a sesenta o noventa días desde la cuenta de Abraham, la empresa perjudicada no ha recibido los más de 300.000 euros en productos de papel presuntamente estafados por los dos acusados.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de falsedad en documento mercantil cometido por un particular y en concurso con otro delito de estafa, por los que ha solicitado para cada uno de los hermanos una pena de cinco años de prisión y el pago de una multa de 3.600 euros.

Fotos

Vídeos