IU pide de forma urgente una normativa que acabe con los pisos turísticos ilegales en Granada

IU pide de forma urgente una normativa que acabe con los pisos turísticos ilegales en Granada
Alfredo Aguilar

Puentedura pide también colaboración de la Junta para que el modelo turístico de Granada sea sostenible y vinculado a la creación de empleo estable y de calidad

R. I.

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha exigido al alcalde de la ciudad, Francisco cuenca (PSOE), que ponga en marcha de forma urgente una ordenanza “que regule los pisos turísticos en la ciudad y acabe con los pisos ilegales, una actividad que daña no sólo al sector turístico sino que genera especulación urbanística expulsando a los vecinos y vecinas de los barrios históricos de Granada”.

Puentedura recuerda “que el gobierno municipal ya prometió el pasado mes de Septiembre que cuanto antes se iba a establecer una ordenanza para regular esta actividad, sin embargo a mes de diciembre no hay nada avanzado, mientras que los pisos turísticos ilegales están dañando no sólo la imagen turística de Granada, sino a unos de nuestros principales motores de desarrollo, que debe generar, riqueza y empleo estable y de calidad”. Además el edil de IU recuerda “no sólo las reiteradas quejas de la Federación de Turismo que piden una regulación de esta actividad, sino también la de numerosos colectivos vecinales, que se quejan de como estos pisos ilegales, están encareciendo la vivienda en los barrios históricos y patrimoniales expulsando a sus vecinos de estas zonas”.

“Granada no puede seguir impasible mientras se instala un modelo de turismo masivo insostenible, que tanto daño ha hecho en otras ciudades”, señala Puentedura y pide al alcalde de Granada y a su equipo de gobierno “que tomen ejemplo de otras ciudades como Madrid, Barcelona, u otras comunidades como Baleares, donde sus Ayuntamientos están regulando esta actividad para promover un modelo de turismo sostenible, que acabe con la estacionalidad y genere empleo estable y de calidad”.

Izquierda Unida indica “que sin una normativa municipal clara que regule específicamente esta actividad, es imposible acabar con los pisos turísticos ilegales, no pueden ser sancionados y no se puede obligar a que esta actividad se vincule a la creación de empleo y a la prestación de un servicio de calidad, para acabar con la competencia desleal, que sólo beneficia a quienes acumulan pisos vacíos no para promocionar el alquiler social sino para fomentar una actividad en economía sumergida que ni paga impuestos, ni genera empleo y que viene de la mano de la especulación urbanística y del modelo de turismo masivo insostenible”.

Puentedura señala además “que estos pisos ilegales encarecen la vivienda, favorecen la especulación urbanística y la gentrificación de barrios como Albaicín, Sacromonte y Realejo donde poco a poco sus vecinos son expulsados, mediante el encarecimiento de la vivienda y los alquileres, convirtiendo a nuestros barrios históricos en parques temáticos y no en barrios vivos y patrimoniales”.

Izquierda Unida además señala “que la Junta de Andalucía no pude seguir mirando para otro lado, la normativa autonómica también tiene que regular esta actividad, poner límites en los barrios históricos y vincular el turismo a un modelo sostenible y de creación de empleo”.

Fotos

Vídeos