'Peinan' farmacias y centros sanitarios en busca de pistas para encontrar a la madre del bebé muerto

'Peinan' farmacias y centros sanitarios en busca de pistas para encontrar a la madre del bebé muerto

Una de las posibilidades que se baraja es que esta mujer pasara por algún servicio de urgencias o centro sanitario después de dar a la luz

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Guardia Civil se encuentra inmersa en la investigación para tratar de localizar a la madre del recién nacido hallado muerto el miércoles por la tarde en la Planta de Residuos de Alhendín. Los investigadores tratan de hallar pistas capaces de arrojar luz sobre este macabro suceso. Una de las posibilidades que se baraja es que esta mujer pasara por algún servicio de urgencias o centro sanitario después de dar a la luz. Esta es una de las vías de investigación abiertas, aunque no la única.

Lo primero que hicieron los investigadores fue rastrear el pasado miércoles por la tarde entre las basuras que acompañaban antes y después a la cinta de triaje donde fue encontrado el neonato. Obtuvieron cuatro cubas repletas de residuos para tratar de hallar algún indicio capaz de arrojar luz sobre la zona de procedencia de la bolsa de basura donde iba el cadáver del recién nacido aún con el cordón umbilical. No es nada fácil porque el tratamiento de esas basuras se encontraba ya en su fase penúltima, donde ya no es distinguible de qué camión procedían los residuos.

La autopsia preliminar ha detectado aire en los pulmones del bebé hallado muerto en la Planta de Residuos de Alhendín el miércoles sobre las 17.50 horas lo cual se traduce en que nació con vida y tras el análisis de sus órganos vitales estos no presentaban ningún tipo de anomalía, por lo cual se encontraba perfectamente sano cuando nació. Sí presenta un traumatismo craneoencefálico y otras fracturas menores por el cuerpo, según la información facilitada por las fuentes consultadas por IDEAL, aunque aún no se ha determinado cuál fue la causa exacta de la muerte del bebé ni el tiempo que se mantuvo con vida. Los forenses estiman en nueve meses el tiempo que el bebé, de sexo femenino, pasó en el vientre de la madre.

El abogado Carlos Aránguez, especializado en asuntos penales, recuerda que la madre de este bebé se enfrenta a un delito de homicidio con penas de prisión «de 15 años y un mes a 22 años y seis meses». Cualquier familiar o allegado «conocedor de las circunstancias del delito» antes de ser descubierto el cadáver sería «coautor» o «cómplice» y podría pagar con «la misma pena» que el autor. esto es lo contemplado por el actual Código Penal reformado en 2015, pero con la legislación penal vigente hasta el año 1995 y procedente del régimen franquista entendía que si una mujer se deshacía de un neonato para ocultar una deshonra se entendía como un homicidio privilegiado y no conllevaba condena de cárcel. Hoy por hoy, el Código Penal tiene superada esa laguna.

Fotos

Vídeos