El abuelo de la bebé hallada muerta negó ante la jueza haberla matado y tirado a la basura

El abuelo de la bebé hallada muerta negó ante la jueza haberla matado y tirado a la basura
Ramón L. Pérez

Miguel A. F. aseguró en su interrogatorio que la joven le contó que había tenido al niño en el hospital y que había nacido «muerto»

Y. HUERTAS

Miguel A.F., el abuelo de la bebé hallada muerta en enero dentro de una bolsa de basura en la planta de residuos de Alhendín, negó ante la jueza participación alguna en el crimen y aseguró que su hija Fátima le contó que había dado a luz en el hospital y que el bebé había nacido «muerto».

IDEAL ha tenido acceso al documento de su declaración, tras la que la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Santa Fe lo mandó a prisión junto con Fátima. En su comparecencia, el hombre manifestó que creía recordar que «desde el día de Nochebuena no volvió a ver a Fátima hasta el día 19 de enero».

Miguel negó así haber asistido a su hija el 15 de enero en el parto y haber matado a la criatura dándole un fuerte golpe en la cabeza. De igual modo, afirmó «que tampoco es cierto que se deshiciese del bebé metiéndolo en una bolsa y tirándolo a la basura».

El padre de Fátima sostuvo en su interrgatorio que su hija iba y venía del domicilio familiar y que cuando volvió a casa a mediados de enero «ya no estaba embarazada». La joven había acudido a la casa de Talará (Valle de Lecrín) «para quedarse unos días» e indicó que «no le dio ninguna explicación de por qué volvía al domicilio, ya que es habitual que Fátima se marche del domicilio y regrese durante un tiempo».

Miguel, que dio su consentimiento para que se le efectuase una prueba de ADN y para el registro en su vivienda, afirmó que «no le preguntó sobre el desarrollo del parto ni el motivo por el que había muerto el bebé que esperaba», pues su hija «es muy reservada y mentirosa». Tampoco le preguntó si la recién nacida había sido enterrada ni qué había ocurrido con ella.

En la casa de Talará los investigadores policiales hallaron restos de sangre en el dormitorio donde Fátima situó el parto. Ahora el juzgado trata de determinar si el segundo ADN encontrado en la bolsa de bsaura se corresponde con el del abuelo de la bebé, de ahí que se le tomase una muestra. El ADN hallado en una de las tiras de cierre pertenece a Fátima, pese a que esta negó haber tocado la bolsa.

Fotos

Vídeos