“Ojalá algún día cerráramos las casas de acogida”

“Ojalá algún día cerráramos las casas de acogida”
ALFREDO AGUILAR

Ana Belén Palomares. Coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Granada

YENALIA HUERTASGranada

En un día como hoy, su voz es necesaria. Por su cargo al frente del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), conoce mejor que nadie cómo se lucha contra esta lacra social. Destaca el esfuerzo inversor de la Junta para desarrollo de las políticas de igualdad, que aumenta cada año, y desvela que una tercera parte de las consultas recibidas en los Centros Municipales de Información a la Mujer tienen que ver con violencia de género.

-¿Cuál es el mensaje que lanza este año el IAM con motivo del 25-N?

-Este año, como todos, lamentamos, como no puede ser de otra forma, los asesinatos por violencia de género. Siempre resaltamos, y creemos que es importante reconocer, los pasos que se han dado en la lucha contra la violencia de género a lo largo de estos últimos 30 años, que es el tiempo que el IAM lleva desarrollando políticas de igualdad. Pero es una realidad que las cifras siguen siendo alarmantes y que es necesario seguir conmemorando el 25 de Noviembre, este día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres. Porque a fecha de hoy, en pleno siglo XXI, se siguen vulnerando los derechos humanos de la mitad de la población del mundo, que somos las mujeres. Por lo tanto, reconocer todo lo que se ha avanzado, sobre todo a nivel formal y legal, pero sin dejar de ver una realidad tan dramática como que desde el año 2003 son 916 mujeres asesinadas.

Relacionado

-Para luchar contra esta lacra y ayudar a las víctimas de la violencia machista, el IAM cuenta con recursos específicos. ¿Qué esfuerzo inversor suponen para la Junta de Andalucía?

-En 2018, el presupuesto del IAM sube en 1.569.485 euros y asciende a 42.926.773 euros. Desde que yo estoy, hace seis años, siempre hay un aumento en los presupuestos de la Junta de Andalucía del dinero destinado para políticas de igualdad y, por lo tanto, de forma directa también para la lucha contra la violencia de género, porque una cosa va unida a la otra. La apuesta que hace la Junta de Andalucía por las políticas de igualdad y la lucha contra la violencia de género es clara, y encima lleva esa apuesta de forma transversal, porque no hay ni una sola consejería que no lleve a cabo medidas ni acciones que favorezcan la igualdad en todo los ámbitos y que se luche en derecho y en oportunidad y en ese respeto que nos debemos como ciudadanía que somos.

-¿Qué balance hace de los recursos del IAM en Granada?

-El balance que hacemos siempre es positivo. Contamos con una red de centros donde se hace una labor extraordinaria. La red tiene 23 Centros Municipales de Información a la Mujer (CIM), más el Centro Provincial, más los recursos de acogida. Con estos recursos intentamos informar,asesorar, proteger y acoger a las mujeres que sufren violencia de género. Entre el Centro Provincial y los CIM han atendido en lo que va de año 16.000 consultas, de las cuales 5.400 las han hecho mujeres en materia de violencia de género.

-La casa de acogida de Granada es un lugar especial. Son como una gran familia.

-Eso es lo que se pretende. Las mujeres salen de sus casas y se cambian de provincia -algunas incluso de país-, y los niños y niñas tienen derecho a vivir con su madres en un piso, en un bloque de vecinos, aunque hagan una vida en común. Ojalá un día cerráramos las casas de acogida y fueran ellos los que tuvieran que salir huyendo de sus casas y de sus entornos, y no ellas por desgracia.

-No hay que cansarse de decir que hay que denunciar, ¿verdad?

-Es verdad que tenemos casos y ejemplos de cómo la Justicia no actúa como creemos que debería de actuar las personas que creemos en la igualdad de género, con perspectiva de género y teniendo en cuenta las circunstancias de violencia de género que sufren las mujeres, y por lo tanto sus hijos y sus hijas. Pero también es verdad que hay que denunciar para que se pongan todos los recursos en marcha, que es muy importante. Que exista una ley como la Ley Integral de Violencia de Género, del año 2004, significa que las medidas contra la violencia de género es un derecho que tienen las mujeres, es un derecho que el Estado tiene la obligación de cumplir. Por lo tanto, es muy importante que exista esa ley y que se vaya y se denuncie para que se dé la cobertura legal suficiente, aparte de otras muchas cuestiones que contempla la ley, como es la formación. Por lo tanto, sí, animamos a denunciar, al igual que consideramos importante que el Pacto de Estado empiece a funcionar pronto, porque una de las medidas que contempla es la formación de todos los agentes que intervienen en los procesos de violencia de género y también, por supuesto, en el ámbito judicial.

Fotos

Vídeos