Los niños que hablan con los ojos

El colegio Santa Teresa incorpora ratones ópticos para que chicos sin movilidad usen el ordenador | Javi, Hugo y José María son alumnos sin oralidad que, entrenados por sus logopedas, ya logran responder a preguntas fijando la mirada en casillas donde pone 'sí' o 'no'

Marina y Javi entrenan en el uso del ratón óptico; el lector de las pupilas está en la mesa, en primer plano. / RAMÓN L. PÉREZ
ÁNGELES PEÑALVERGRANADA

Aurelia Carrillo dirige el colegio de educación especial Santa Teresa, ubicado en el popular barrio del Zaidín, y desde allí, en más de 20 años de profesión, ha presenciado cómo las nuevas tecnologías se han ido incorporando a la vida de las personas con diversidad funcional para facilitarles tareas impensables hasta hace poco. Entre los descubrimientos que han revolucionado sus aulas están los ratones de ordenador que se manejan con los ojos. Esto es, personas que no tienen movilidad ni autonomía ya pueden elegir distintas imágenes aparecidas en una pantalla con sólo fijar la mirada en ese dibujo.

El sistema operativo traduce la elección visual del alumno en una palabra dicha en voz alta que todo el mundo puede oír y entender. «Es una maravilla. Esa posibilidad de seleccionar distintos iconos y de ser entendidos por todo el mundo abre una puerta comunicativa cerrada hasta ahora a estos niños», apostillaba ayer la docente, entusiasta de las nuevas tecnologías.

Congreso Asprogrades

De esos avances y muchos otros se habló ayer por la mañana en el congreso nacional organizado por Asprogrades (asociación a favor de las personas con discapacidad intelectual de Granada) en la Facultad de Ciencias del Trabajo, donde 150 alumnos asistieron a las ponencias de David Zanoletty, jefe del departamento de tecnología accesible e I+D de la fundación ONCE, y de Margarita Sebastián, psicóloga del Ceapat, el centro de referencia estatal de autonomía personal y ayudas técnicas del Imserso, entre otros conferenciantes.

Precisamente de Asprogrades -la entidad organizadora del encuentro- depende el colegio Santa Teresa, donde están matriculados Hugo, José María y Javi, tres de los alumnos más avanzados en el empleo del ratón óptico gracias al trabajo conjunto con sus logopedas Marina Ochoa y Virginia Capilla.

Mientras en el congreso se debatía sobre la situación de las personas con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo entre administraciones públicas, entidades sociales, investigadores y usuarios, Javi, de 17 años y severamente afectado, era capaz de comunicarle a Marina, su logopeda, que quería marcharse a almorzar al comedor. Logró fijar su mirada en el pictograma de afirmación y un 'sí' esperanzador sonó en una sala del colegio.

Grandes reacciones

«Nos hemos iniciado con el software Verbo, de la empresa Eneso, en concreto con la aplicación de seguimiento ocular. Las reacciones de los niños son fantásticas, porque sólo poder decir con claridad 'sí' o 'no' para ellos es un mundo, igual que emplear los tableros para decir estoy contento, triste o tengo dolor», abundaba Marina Ochoa.

Junto a ella y Javi se encontraba Miguel Gea, profesor titular de Ingeniería Informática de la Universidad de Granada, quien en los últimos años ha diseñado varias aplicaciones para que los alumnos del Santa Teresa puedan disfrutar de experiencias que hasta ahora tenían vetadas. «Hemos creado un museo virtual con las obras de arte que hacen los asistentes al colegio y mediante unas gafas de realidad virtual, incluso los que no tienen movilidad, pueden pasear por el museo viendo sus propias creaciones, lo que aumenta su motivación», explicaba el informático.

Aurelia confesaba que los profesionales de esta disciplina se deben obligar a cambiar los métodos de trabajo y a incorporar las nuevas tecnologías. «En un encuentro como este compartimos las experiencias nacionales y esto nos hace mejorar», apostillaba la directora de Santa Teresa.

El gerente de Asprogrades, Francisco Rodríguez Moreno, señaló la necesidad de aumentar al máximo las posibilidades de independencia y decisión de las personas con discapacidad intelectual. Su entidad gestiona cuatro centros ocupacionales en Granada con alrededor de 200 asistentes, un colegio con 66 alumnos y una unidad de día.

Fotos

Vídeos