«Todo el mundo se merece lo mejor en estas fiestas»

Paco Escribano. / Alfredo Aguilar
Renos y Belenes

El presidente de Cruz Roja desea que las personas necesitadas se vean recompensadas por la generosidad y solidaridad

BEATRIZ RODRÍGUEZGRANADA

Francisco Escribano pertenece a Cruz Roja desde muy joven. Comenzó en la sede de Motril, donde su padre también era presidente y en la que uno de sus hermanos, director de Juventud, colaboraba con él. En la asamblea de Granada lleva como presidente desde el año 2000 y desde entonces se siente más solidario, intenta que el prójimo esté contento aunque admite que le gustaría que las organizaciones solidarias no tuvieran la necesidad de existir.

Paco Escribano desea ganar otra batalla a la vulnerabilidad y que, poco a poco, todas las personas que lo necesiten se vean recompensadas «con nuestra generosidad y solidaridad» para lograr una Navidad feliz para todos, porque todo el mundo se merece lo mejor en estas fiestas navideñas. Al presidente de Cruz Roja en Granada le gustaría que las organizaciones solidarias que trabajan en estos momentos no tuvieran la necesidad de existir. «Eso sería lo mejor que podía pasar en este mundo y un verdadero triunfo para nosotros», puntualiza.

Paco Escribano, además de pasar las Navidades en familia, intentará paliar las necesidades de los demás junto con los voluntarios y voluntarias que son el alma de Cruz Roja. De esta forma, esos voluntarios podrán ver recompensado su trabajo en la gratitud y generosidad de la sociedad granadina.

En Cruz Roja realizan la misma labor a lo largo de todo el año. Han celebrado ya el 125 aniversario de su constitución en Granada, una ciudad donde socios de la entidad y trabajadores han estado siempre juntos con la misma fuerza solidaria hacia las personas vulnerables. «Vamos a seguir haciendo lo mismo que hemos hecho durante todo el año, por eso pido que nos ayuden para seguir ayudando», proclama.

Para estas fechas navideñas, Cruz Roja realiza actividades como la recogida de juguetes en distintos centros comerciales de la capital, entre los que Escribano destaca El Corte Inglés. Además de la recogida, que se hace en la misma Cruz Roja, también dedicarán una tarde de merienda para los mayores.

Más solidario

Francisco Escribano manifiesta que desde que es presidente de Cruz Roja, su Navidad ha cambiado; se siente más solidario y mira más por los que lo están pasando mal. «Siempre he vivido la Navidad con alegría e intento que el prójimo también esté contento», añade.

El presidente de Cruz Roja desea mucha felicidad y amor a la sociedad granadina y aconseja que piensen en los demás. «Nos necesitan personas que lo están pasando muy mal, que hay que hacer cosas por ellas no solo en estas fechas sino durante todo el año y que procuremos hacer feliz a esta gente», sentencia.

A los más necesitados les lanza el mensaje de que confíen en los demás, que hay muchas y buenas personas que son generosas, y que confíen en la gente que trabaja para que sean felices «porque se lo merecen».

Fotos

Vídeos