Una mujer maltratada con un hijo discapacitado denuncia a la Junta para exigir una vivienda

Una mujer maltratada con un hijo discapacitado denuncia a la Junta para exigir una vivienda

El juzgado encargado de la causa la ha admitido a trámite, sin que de momento se haya pronunciado

EFEGRANADA

Una familia de Granada formada por una mujer maltratada y su hijo con discapacidad ha formalizado una denuncia por violación de los derechos fundamentales contra la Junta por no proporcionarles una vivienda digna fuera de su actual barrio, en el que el hijo recibe amenazas por su orientación sexual.

Reacción

La delegación de Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha mostrado este miércoles su respaldo a la denuncia formalizada por esta familia contra la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) de la Junta y ha reclamado al Gobierno andaluz una pronta respuesta a esta madre y su hijo, que presentan una especial vulnerabilidad.

La portavoz de APDHA en Granada, Natalia García Caballos, ha explicado a Efe que el juzgado encargado de la causa la ha admitido a trámite, sin que de momento se haya pronunciado.

La madre, una mujer maltratada, vive actualmente con su hijo en el distrito norte de Granada capital, un joven con una discapacidad reconocida del 54 % que sufre amenazas por ser homosexual.

Esta mujer solicitó a AVRA una permuta de la vivienda en la que residía para mudarse a un entorno seguro y ha formalizado al menos catorce peticiones a la Junta para exigir una nueva vivienda alejada de las amenazas al menor, que ya sufrió una agresión denunciada y con sentencia firme, según las mismas fuentes.

La Junta ofreció en febrero del año pasado un cambio temporal de vivienda y concedió a esta familia una nueva casa, aunque ubicada a cien metros de la anterior y en la misma calle.

La madre afectada, que ha pedido permanecer en el anonimato por considerarse amenazada, ha detallado que viven en "un infierno" y que se siente más torturada que cuando su pareja le pegaba.

APDHA ha denunciado que el plazo de provisionalidad de la vivienda finalizó hace más de año y medio y ha exigido a la Junta que cumpla con su obligación de velar por la seguridad de madre e hijo, para los que ha reivindicado una nueva vivienda alejada del barrio en el que están amenazados.

La asociación ha exigido una alternativa "inmediata y digna" para los denunciantes y que la vivienda, frente a la que ahora habitan, tenga unas condiciones básicas de habitabilidad.

Ha recalcado además la necesidad de dotar de mayor claridad, transparencia y publicidad a los criterios y requisitos de acceso a las viviendas sociales de titularidad de la Junta y un mapa actualizado de dónde se ubican y las listas de solicitud para que las familias conozcan su posición en la lista de demandantes.

APDHA ha explicado que la familia ha pedido la mediación del Defensor del Pueblo y ha calificado de vital que exista una mayor coordinación entre la Junta, AVRA y los Servicios Sociales Comunitarios para detectar y atender de una forma adecuada a las familias en riesgo o situación de exclusión con especiales necesidades de vivienda.

Fotos

Vídeos