La mujer herida de bala por un policía local de Granada se encuentra muy grave

Zona de adosados donde ocurrieron los hechos. /Alfredo Aguilar
Zona de adosados donde ocurrieron los hechos. / Alfredo Aguilar

El autor del disparo aseguró a los investigadores que fue un accidente cuando limpiaba el arma

J. R. VILLALBAGRANADA

La Guardia Civil mantiene detenido desde ayer por la tarde a un policía local de Granada después de que una amiga suya de 42 años recibiera un impacto de bala en el abdomen procedente presuntamente de su arma reglamentaria, según confirmaron a este periódico las fuentes consultadas.

La mujer fue intervenida ayer tarde y logró salir con vida del quirófano, aunque al cierre de esta edición se encontraba ingresada en la UCI y su estado de salud era «muy grave», según informaron fuentes sanitarias. La víctima presentaba una herida de bala con entrada y salida del proyectil. Todo el equipo sanitario del PTS está volcado para que esta mujer salga adelante.

El agente detenido comunicó ayer a los investigadores que el disparo fue accidental cuando se encontraba limpiando el arma, al parecer reglamentaria, en su domicilio de Huétor Vega. Fue él mismo quien trasladó a la mujer en su vehículo al hospital del PTS donde quedó ingresada. Desde el recinto hospitalario, el agente llamó al Cuerpo Nacional de Policía para comunicar lo ocurrido, aunque fue finalmente la Guardia Civil quien se hizo cargo de este caso al tratarse de un suceso ocurrido en Huétor Vega, demarcación del instituto armado.

El desgraciado episodio ocurrió en el interior de la vivienda del agente en el municipio citado. Antes de ser detenido -poco después de las 18.30 horas- tuvo tiempo de escribir en un' wasap' el siguiente texto: «Le he disparado accidentalmente a una amiga sin querer. La he llevado a PTS y me he puesto en manos de CNP (Cuerpo Nacional de Policía). Las armas las carga el diablo y las dispara un gilipollas... Que os vaya bien».

MÁS INFORMACIÓN

El agente estaba saliente de turno de noche, en el que había efectuado una custodia. Ayer no le tocaba trabajar, tras acabar con la primera luz del día su jornada laboral. En el momento de los hechos se encontraba con su «amiga» de 42 años en la vivienda de Huétor Vega y ella puede aclarar qué pudo ocurrir.

De momento, la investigación está abierta y los agentes del instituto armado deberán dilucidar lo sucedido en el interior del domicilio. Salvo que aparezcan pruebas que demuestren lo contrario, al cierre de esta edición la hipótesis con más fuerza era la de un disparo accidental. El agente carece de antecedentes y no existe ninguna denuncia previa de la víctima.

La mujer herida de bala ha sido definida como «una amiga» por este policía local, pero no compartía la vida con ella en el domicilio donde ocurrieron los hechos en el municipio de Huétor Vega.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, ha dicho a los periodistas que el policía continúa detenido en dependencias de la Guardia Civil hasta que se pueda tomar declaración a la mujer herida y se pueda contrastar su versión de los hechos.

Se trata, ha añadido, de poder comprobar si lo manifestado por el arrestado coincide con lo que pueda declarar la persona herida, que ayer fue intervenida quirúrgicamente.

Fotos

Vídeos