¿Qué hacía un menor de 13 años solo a las dos de la madrugada con 600 euros?

El detenido cuando iba a ser trasladado. /
El detenido cuando iba a ser trasladado.

El chaval llamó la atención de los agentes de la Policía Local ya que cuando los vio comenzó a correr

J. R. VILLALBAGRANADA

Madrugada, casi las dos de la madrugada del pasado jueves en una calle del distrito norte. Apenas la luz de algunas farolas y el silencio son los únicos acompañantes a esas horas de la vía pública. Y una pareja de policías locales. Los agentes ven a menos de doscientos metros a un chaval que tras percatarse de la presencia policial decide huir de la zona corriendo. Los policías se muestran extrañados no sólo por la carrera emprendida por el adolescente, sino por la presencia de éste a esas horas por la calle sin compañía de nadie.

Los agentes deciden salir tras el chaval y logran darle alcance. Tras un cacheo superficial, se sorprenden al comprobar que portaba seiscientos euros en billetes de 50, 20, 10 y 5 euros. Tras pedir explicaciones sobre la procedencia del dinero, el menor se limita a contestar que se lo ha encontrado en la calle sin dar más explicaciones. Los policías locales no se lo creyeron.

Poco después deciden conducir al chaval a su domicilio donde se le hace entrega a una hermana suya del adolescente.

La Policía Local presentó los seiscientos euros en la comisaría norte de la Policía Nacional, quien a su vez lo trasladará a un depósito judicial si antes no se justifica adecuadamente la procedencia del mismo.

No suele ser demasiado habitual encontrar a un menor de 13 años deambulando por la calle a las dos de la madrugada por el distrito norte de la capital y menos aún con 600 euros en el bolsillo. El adolescente insistió, una y otra vez a los agentes, que el dinero se lo había encontrado tirado en la calle. La familia del menor tampoco lo ha reclamado y si lo hace deberá justificarlo adecuadamente si pretende que la autoridad judicial se lo devuelva tal y como suele suceder en estos casos.

Fotos

Vídeos