El menor que agredió a su madre estará en una plaza para infractores

Sánchez Rubio compara la adicción a Internet con una droga por el "mono" que genera y aboga por control parental para evitar excesos

EUROPA PRESSMÁLAGA

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha manifestado que el menor de 14 años de Granada que agredió con una cuchilla a su madre tras quedarse sin conexión a Internet se internará en una plaza específica para menores infractores, incidiendo en la importancia de la mediación para resolver este conflicto.

Sánchez Rubio ha indicado que en esta situación el Gobierno andaluz intervendrá desde el ámbito de la infracción de un menor, considerando que hay que ver este caso "desde el punto de vista de las adicciones como puedan ser a los móviles o Internet".

Ha señalado que estas adicciones generan "una ansiedad similar a la de otras sustancias o cualquier droga", añadiendo que para resolver este conflicto tendrán que acudir a la mediación "para que no se rompan los lazos entre madre e hijo".

También ha señalado la titular andaluza de Políticas Sociales que hay que tener "muchísimo cuidado ahora mismo" y que padres y madres "sepan controlar cuando se le dan a los niños herramientas como una tableta, un teléfono o una conexión a Internet para que no se produzca un riesgo por consumo excesivo que lleve a esto, a una ansiedad, el mono, cuando deja de consumir las redes, que es similar a cuando deja de consumir drogas".

Sobre si estos centros de internamiento reúnen las condiciones necesarias para abordar estos problemas, la consejera ha apuntado que son instalaciones que dependen de Justicia, añadiendo que la ley 5/2000, más conocida como ley de menores, incluye una tipología de centros para los que cometen infracciones por consumo "y hay unas plazas específicas para menores con adicciones y que son infractores" y este joven de 14 años irá a una plaza de este tipo, ha apostillado.

Un juzgado de menores de Granada ha decretado el ingreso cautelar de este adolescente de 14 años por agredir a su madre desde seis meses hasta otros tres prorrogables; un periodo en el que se examinará al chico por si pudiera tener, entre otros, algún problema vinculado a la adicción con las nuevas tecnologías y ofrecerle así un tratamiento adecuado.

Los hechos ocurrieron este pasado miércoles. El menor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y declaró acompañado de su madre. Entonces, según fuentes judiciales, se "vino abajo y se mostró arrepentido porque se dio cuenta de lo que había hecho", pero tanto el juez como el Ministerio Público consideraron que lo mejor para el agresor y la víctima era el internamiento "terapéutico" para examinarle y ofrecerle los cuidados especializados que necesite.

Fotos

Vídeos