La mayor red de exportación de 'maría' pagaba a un funcionario de Tráfico y tres laborales de Hacienda

1. Parte de los 271 kilos de marihuana alijados en un camión. / OPC

La Guardia Civil y Vigilancia Aduanera han detenido a 51 personas e incautado 271 kilos de droga, 46 coches de lujo, 473.000 euros y una pistola

JOSÉ R. VILLALBAGRANADA

Nuevo golpe a las mafias de la marihuana asentadas en la provincia de Granada. La Policía Judicial de la Guardia Civil ha culminado una operación con 51 personas detenidas, 271 kilos de marihuana alijados y la incautación de 46 vehículos de alta gama junto a un camión de gran tonelaje, que proceden del blanqueo de capitales para lavar el dinero obtenido con la venta a gran escala de la droga. Entre los arrestados hay un funcionario de la jefatura provincial de Tráfico y tres empleados laborales de la Agencia Tributaria, pagados por la organización criminal a cambio de ayudar en las operaciones de matriculación de los vehículos de alta gama y en la evasión de tributos.

Vigilancia Aduanera ha trabajado junto a la Guardia Civil en esta operación, bautizada con el nombre de Tarquinal, para tocar lo más doloroso de una organización criminal de este calibre: el dinero. De hecho, los 46 coches incautados, los 271 kilos de marihuana y los 473.000 euros suman un montante de seis millones de euros, entre el dinero y el valor de la droga alijada así como de los vehículos de alta gama decomisados. IDEAL adelantó en exclusiva en su edición del 15 de julio la primera fase de explotación de esta importante operación policial.

La organización se caracterizaba por su estructuración. Arriba estaba el líder, había una jefatura encargada del transporte y relaciones internacionales, otra dedicada a la adquisición de la marihuana y almacenamiento, y una más con la función de blanquear el dinero. Un clan familiar de Alhendín era el encargado de controlar todo este entramado, en el que había seis extranjeros de Polonia, Holanda y Francia. Al menos, el holandés al mando de la jefatura del transporte y relaciones internacionales ha ingresado en prisión junto a otros nueve miembros más de esta organización.

Esta red también se caracterizaba por la elevada calidad del producto que posteriormente exportaban. Disponían de un almacén en una nave industrial ubicada en Moraleda de Zafayona. Ahí almacenaban y manipulaban la droga para prepararla para su posterior venta. La Guardia Civil localizó a un camión de gran tonelaje con 271 kilos de marihuana saliendo de esta nave. Lo conducía el holandés citado anteriormente. La droga iba escondida entre palés de sandías y de latas de conservas, con destino seguramente a Holanda, país que recibía la mayor parte de la mercancía envasada en Granada. La organización disponía de cultivos propios de marihuana y de una red de gente que se la suministraba, siempre bajo la misma premisa: la alta calidad del producto cuyo precio en otros países europeos puede duplicarse o triplicarse, cuando menos. Las propias fuentes policiales han calificado a esta red como la mayor organización asentada en Granada exportadora de marihuana de las desarticuladas hasta la fecha.

La operación tiene mucha importancia porque los agentes del instituto armado han logrado descabezar una red de tráfico internacional desde sus bases hasta los líderes de la misma.

Los investigadores comenzaron a trabajar el pasado mes de setiembre de 2016 cuando sospecharon de la existencia de una red internacional de tráfico de marihuana asentada en Alhendín. Tras muchas horas de seguimientos, investigaciones y apostaderos, los investigadores comenzaron a tener claro cómo se movía esta organización y su importante dimensión. En julio, efectuaron una primera fase de explotación centrada principalmente en 23 registros tanto en Alhendín como Albolote, Santa Fe, Moraleda de Zafayona, Málaga y Vélez Málaga. En uno de estos registros, los agentes encontraron en el domicilio del holandés 473.245 euros envueltos en plástico. El juzgado de primera Instancia e Instrucción número 1 de Santa Fe declaró secreto de sumario el pasado mes de julio y no lo ha levantado hasta hace escasamente una semana y media.

Curiosamente, es el mismo juzgado que investiga la detención de 26 personas, arrestadas hace una semana en Alhendín por la Policía Nacional también por tráfico de marihuana. Entre estas últimas detenciones hay un policía nacional en excedencia que ingresó en prisión provisional y está acusado de colaborar con distintas organizaciones dedicadas al tráfico de marihuana. No se descarta que pudiera mantener algún vínculo con la red exportadora de marihuana, un extremo que está por ver aún.

Blanqueo de capitales

Las cuentas corrientes de la cúpula de la organización han sido bloqueadas. Veintisiete de los 51 detenidos también están acusados de blanqueo de capitales. Principalmente utilizaban la adquisición de coches de alta gama en un concesionario de Málaga para lavar el dinero ingresado por la venta de la droga. El dueño del concesionario también fue arrestado. La organización falsificaba la documentación a la hora de comprar los coches de alta gama, casi todos los vehículos con un valor superior a los 90.000 euros. También falseaban las fichas de inspección técnica de los turismos para tributar menos y en ocasiones se utilizaban a terceras personas, sin ellas saberlo, para poner a su nombre estos automóviles.

Tanto el subdelegado del Gobierno, Francisco Fuentes, como el máximo responsable de la Agencia Tributaria en Granada, Francisco Bocanegra, y el teniente coronel al mando de la Comandancia de Granada, Santiago Martín, elogiaron el papel de todos los agentes participantes en esta operación policial y alabaron la coordinación de la Guardia Civil con Vigilancia Aduanera que ha permitido llevar a buen puerto esta operación. El comandante del instituto armado y responsable de la Policía Judicial, Martín López, subrayó la importancia de esta intervención porque se ha logrado desarticular toda la organización.

En esta intervención policial, en la que también ha aparecido un arma de fuego, hay un importante número de detenidos con antecedentes por tráfico de drogas, y uno de ellos también fue arrestado en otra macroperación contra el tráfico de estupefacientes en 2006. La cúpula de esta red pertenece a un mismo clan familiar, bastante conocido en Alhendín, y extendía sus tentáculos por países como Holanda y Francia. Su negocio ha terminado.

Un billete de quinientos euros de fondo de la piscina

Los investigadores bautizaron a esta operación con el nombre de Tarquinal para recordar cuáles fueron los comienzos. Tarquinal es un cerro de Pinos Puente donde se encuentra ubicado uno de los cortijos registrados en esta intervención. En el fondo de la piscina de este cortijo habían puesto con gresite la figura de un billete de quinientos euros, lo cual da muestras del nivel de los líderes de esta organización internacional dedicada al tráfico de marihuana.

Fotos

Vídeos