'Manías', el burro obrero de la Alhambra

Su reintegración en el recinto monumental tiene también como objeto contribuir a la preservación de la especie

JAVIER MORALES

Desde hace un par de jornadas, la Alhambra cuenta con un nuevo inquilino. ‘Manías’ es un burro andaluz de diez años que durante un mes ayudará en las tareas de restauración de los senderos entre la Fuente del Avellano y la Acequia del Tercio, un lugar inaccesible para las máquinas. Sin someter al animal a grandes cargas, y cuidado por su propio dueño, trabajador de la Alhambra, ‘Manías’ vivirá en la colina, en la que dispone de alimento más que suficiente. Tras el mes de ‘prueba’, el objetivo es reintegrar progresivamente en la Alhambra a animales domésticos como el burro, que décadas atrás formaron parte de su paisaje. Se trata, además, de una especie amenazada, una vez que empezó a ser sustituida por la maquinaria para las labores de carga. Su reintegración en el recinto monumental tiene también como objeto contribuir a la preservación de la especie.

Fotos

Vídeos