Mandan a prisión a los cuatro detenidos por los tiroteos registrados en Cartuja y La Paz

Dos jóvenes armados, durante el tiroteo del domingo. /IDEAL
Dos jóvenes armados, durante el tiroteo del domingo. / IDEAL

La Policía Nacional no descarta nuevos arrestos vinculados con estos sucesos del pasado domingo

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Los cuatro detenidos por la Policía Nacional acusados de tenencia ilícita de armas, daños y tentativa de homicidio tras los tiroteos registrados la tarde del pasado domingo en las barriadas de La Paz y Cartuja han ingresado en prisión tras ser puestos a disposición judicial ayer por la mañana. El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, ayer en funciones de guardia, les imputó tentativa de homicidio y tenencia ilícita.

El grupo de Atracos sigue adelante con la investigación y no descarta la detención de nuevas personas vinculadas con este doble tiroteo, en el que no hubo heridos pero sí disparos en el interior de una vivienda donde había una mujer y un menor de edad a quienes por suerte no les ocurrió nada.

Detrás de estas detenciones hay un enfrentamiento entre dos clanes familiares del distrito Norte de la capital granadina. Y como fondo de ese enfrentamiento hay dos hipótesis; una es un intento de 'vuelco' (robo) de marihuana en el municipio de Atarfe el 31 de mayo y otra versión mantiene que todo empezó por una paliza recibida en el ferial por un joven de una de esas dos familias a manos de otro de la familia contraria. Dos días antes del doble tiroteo, hubo otro en la calle Casería del Cerro en el que participaron, al menos, tres de los cuatro detenidos que ayer fueron enviados a prisión. Allí tampoco hubo heridos, por suerte. Se les incautaron dos revólveres del calibre 38, una metralleta valorada en más de diez mil euros, una pistola de fogueo y una metralleta simulada. Los arrestados pasaron la noche del viernes y la del sábado en los calabozos. La Policía Nacional los puso a disposición judicial el domingo por la tarde y quedaron en libertad con cargos por tenencia ilícita de armas.

Poco antes de su puesta en libertad, un individuo montado en un turismo de color blanco disparó al aire una escopeta en la calle Molino Nuevo. Y apenas tres horas después, se registró el otro tiroteo en las inmediaciones de las calles Rodrigo de Triana, Puerto Lumbreras y Juan de Salcedo. Aquí parece que reside uno de los participantes en el vuelco del pasado miércoles en Atarfe.

Los enfrentamientos con armas en Granada se han prodigado durante el anterior año y el inicio de este. El pasado 31 de diciembre de 2017 se registró uno en Haza Grande con dos heridos. En febrero hubo otro en la avenida de Dílar que dejó malherido a un marroquí, por citar sólo algunos ejemplos de una progresiva escalada de gente armada muy vinculada con el tráfico de marihuana en la provincia.

Fotos

Vídeos