Litio, el lince ibérico aventurero que apareció en Barcelona, está ahora en Granada

Litio, el lince localizado cerca de Barcelona. / IBERLINCE

El animal, que se encuentra en perfecto estado de salud, será liberado en Andalucía o Portugal

IDEAL.ES | EFE

En los últimos días un lince ibérico, especie en peligro de exitinción se ha hecho famoso en España. Su nombre es Litio y su historia todavía es un misterio. El ejemplar de lince ibérico se crió en Doñana pero no se adaptaba bien a la zona. Lo trasladaron al sur de Portugal en 2015 y poco después de soltarlo le perdieron la pista. Tres años más tarde han logrado localizarlo gracias a su GPS nada menos que en Barcelona.

Sin dura estos tres años de la vida de Litio son todo un misterio, ¿cómo habrá llegado a Cataluña? Sea como fuere, el animal fue capturado este miércoes en un campo de cerezos de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona). Se encuentra en perfecto estado de salud, se había integrado en el hábitat de los campos del Baix Llobregat alimentándose de conejos, y será liberado este mes en Andalucía o en Portugal.

Así lo ha explicado el director del proyecto Life Iberlince, Miguel Ángel Simón, que ha detallado cómo se produjo la captura en una rueda de prensa en Barcelona, junto con Agentes Rurales de la Generalitat y técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló. Este lince macho llegó a Cataluña atravesando España, sorteando autopistas, carreteras, ríos y otros obstáculos, desde Portugal, donde fue liberado en 2016, y se trata de la primera vez que se detecta la presencia de un ejemplar de esta especie en Cataluña desde principios del siglo XX.

Simón ha explicado que el animal, que pesa 14 kilos y al que han extraído sangre para comprobar su salud, aparentemente buena, se había integrado en su nuevo hábitat en el área de Barcelona refugiándose en los bosques cercanos a Santa Coloma de Cervelló y saliendo a alimentarse en un campo cercano de cerezos, situado entre la Colonia Güell y la montaña, donde pusieron las jaulas-trampas con conejos como señuelo.

Una vez capturado, el lince fue trasladado ayer al centro de animales de Torreferrussa de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), donde le visitó un veterinario experto en fauna salvaje que evaluó como bueno su estado de salud y le anestesió para poder trasladarle. Desde allí, se trasladó a Litio al Centro de Recuperación de Animales de Granada, donde le ha hecho una analítica de sangre cuyos resultados se conocerán en una semana y después se dejará al animal en libertad, tras cambiarle el collar de seguimiento, ya que el anterior se rompió.

Litio durante su reconocimiento médico en Granada.
Litio durante su reconocimiento médico en Granada.

Sobre el itinerario hecho por Litio desde Portugal, Simón no ha querido especular, «a la espera de los datos de coordenadas que podamos obtener del GPS, que serían muy interesantes para descubrir zonas de conexión y de posible reintroducción del lince».

El técnico del Servicio de Fauna y Flora de la Generalitat Santi Palazón ha destacado el valor de los datos que pueda dar el GPS, «su importancia desde el punto de vista ecológico y científico para conocer cuáles son nuestros hábitats óptimos para estos animales». A falta de confirmación de los datos, Palazón ha opinado que Litio «pudo llegar hasta Santa Coloma de Cervelló desde los montes de Tortosa (Tarragona), pasando por las montañas de Prades y el macizo del Garraf y, una vez en el Baix Llobregat, ya no pudo seguir por la alta densidad y urbanización».

Sobre la posibilidad de reintroducir el lince en Cataluña, de donde desapareció a principios del siglo XX, Simón ha explicado que las áreas de reintroducción «se estudian muy detalladamente y deben cumplir requisitos como una superficie mínima de 25.000 hectáreas sin amenazas, para que puedan vivir una colonia de entre 130 y 140 ejemplares, con el objetivo de tender a la variabilidad genética».

«Existen zonas de reintroducción más pequeñas, de unas 15.000 hectáreas, pero mantienen muy buenas conexiones con otras zonas de reintroducción», ha añadido el responsable del programa Iberlince. Palazón ha reconocido que «es complicado» extender el programa a Cataluña, ya que «se tiene que estudiar muy bien y, a pesar que de momento no sabemos con qué posibles hábitats óptimos contamos, sí conocemos que para crear una población estable los posibles hábitats guardan mucha distancia entre ellos».

«Litio es un lince viajero en el sentido biológico», ha explicado Simón, quien ha descrito otros dos tipos de lince, unos que «limitan su movilidad a un radio de entre 30 y 40 kilómetros para localizar a otros linces y otros más exploratorios, cuya movilidad puede alcanzar radios de hasta 100 kilómetros».

Fotos

Vídeos