El kamikaze de Granada que embistió a la Guardia Civil y fue noticia en toda España

EFEMÉRIDE

El individuo, de origen senegalés y pasaporte marroquí, y que llevaba las placas de su coche dobladas, circuló 40 kilómetros en dirección contraria

IDEAL.ES

El 7 de enero de 2017, hace ahora un año, un hombre de 40 años resultó herido al embestir con su vehículo a dos coches de la Guardia Civil en la A-92 a la altura de Guadix, en el cruce de Benalúa. Se trataba de un kamikaze que condujo en dirección contraria hasta que chocó con los vehículos dispuestos en la calzada para darle caza y que se convirtió en noticia en toda España.

El individuo, de origen senegalés y pasaporte marroquí, y que llevaba las placas de su coche dobladas, circuló 40 kilómetros en dirección contraria desde Almería a Fiñana, donde los agentes le detuvieron. Fue ahí, mientras le pedían la documentación, cuando aprovechó para huir. Una vez a la altura de la localidad accitana, la Guardia Civil cruzó sus dos vehículos, momento en el que el fugado embistió a uno de ellos.

El hombre, que fue trasladado al Hospital de Alta Resolución de Guadix por las heridas sufridas, fue detenido y sometido a un interrogatorio, en el que no fue capaz de articular una declaración coherente, por lo que los agentes dedujeron que el detenido padecía un trastorno mental.

Para tranquilizar a los ciudadanos, desde el perfil de Twitter de la Guardia Civil indicaron que este incidente no tiene «vinculación alguna con un acto terrorista», ya que el conductor parecía «sufrir problemas mentales». Por su parte, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, agradeció, en la misma red social, la labor de los agentes que provocaron el alto al conductor «suicida» y evitaron «una tragedia».

Fotos

Vídeos