Juzgan a una banda de albaneses acusados de desvalijar ocho chalés

Uno de los acusados, cuando fue detenido./GUARDIA CIVIL
Uno de los acusados, cuando fue detenido. / GUARDIA CIVIL

El grupo, del que formaban parte también dos españoles y una rumana, actuó en el cinturón de la capital entre 2015 y 2016

C. MORÁNGRANADA

Las urbanizaciones de chalés que se extienden por los términos municipales de las localidades del cinturón de Granada se han convertido, de un tiempo a esta parte, en objetivos preferentes de los salteadores de viviendas. Hay bandas perfectamente organizadas que se dedican a este tipo de robos, una actividad delictiva que siempre acaba generando alarma social.

Son grupos criminales en los que existe un reparto de tareas y una jerarquía, hampones que funcionan como una empresa en la que cada miembro tiene encomendada una misión. No son suposiciones. La Audiencia Provincial de Granada juzgará el próximo mes de febrero a nueve personas, seis de las cuales son de nacionalidad albanesa, que desvalijaban casas 'en equipo': unos se encargaban de la logística -alquiler de pisos y coches-; y los otros, de las labores de vigilancia y de ejecutar los golpes. Estos últimos residían fuera de la provincia -en la zona de Levante o incluso en Italia- y se desplazaban hasta Granada para llevar a cabo los asaltos.

Para cultivar 'maría'

En este sentido, el ministerio público imputa a la banda, de la que formaban parte también una ciudadana rumana y dos españoles, una decena de delitos, entre los que destaca el de «pertenencia a grupo criminal». El resto de cargos a los que se enfrentan los encausados son los siguientes: varios robos con fuerza en las cosas en viviendas, falsedad en documento oficial, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas. El fiscal incluye esta última infracción porque, siempre supuestamente, los sospechosos dedicaban, entre otras cosas, el dinero que sustraían a 'financiar' el cultivo de marihuana en el interior de inmuebles.

De hecho, las fuerzas de seguridad encontraron en el domicilio de dos de los procesados 830 plantas de cannabis y 700 esquejes. Otro de los integrantes del grupo se encargaba del cuidado de la marihuana, según la fiscalía.

Otura, Las Gabias...

En cuanto a la petición de penas, todos los acusados pueden ser condenados, como mínimo, a más de cinco años de prisión sin son hallados culpables. El fiscal precisa que la prisión sólo podrá cambiarse por la expulsión de España -en el caso de los implicados extranjeros- cuando hayan cumplido, «al menos, dos tercios» del castigo.

El escrito explica que la banda asaltó, entre octubre de 2015 y abril de 2016, ocho chalés ubicados en los municipios de Otura, Cúllar Vega, Las Gabias, La Zubia o Albolote.

Normalmente, robaban joyas y dinero en efectivo, aunque también se apoderaron de algún ordenador o ropa y complementos de marcas caras.

Los cacos, según la fiscalía, 'trabajaban' «en horarios de tarde, aprovechando la ausencia de sus moradores». Por ello, las tareas de vigilancia eran de especial importancia. Así, estudiaban «cada enclave y sus vías de accesos», relata el ministerio público. Luego «se desplazaban en grupos de dos o tres (...), y una vez logrado el acceso a través de las ventanas o puertas de las plantas superiores de las viviendas -generalmente desprotegidas de alarma y otros mecanismos de seguridad-, forzándolas haciendo palanca en los marcos» con «destornilladores, se apoderaban de joyas, dinero en efectivo, relojes y pequeños aparatos electrónicos», refiere el escrito de acusación.

Fotos

Vídeos