La Junta desactiva la 'alarma' de las restricciones tras las últimas lluvias

El pantano de Quéntar, ayer lunes./JORGE PASTOR
El pantano de Quéntar, ayer lunes. / JORGE PASTOR

La Junta acuerda retrasar el decreto de sequía tras el incremento de reservas con las precipitaciones de las últimas semanas

Javier Morales
JAVIER MORALES

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado en la mañana de este martes retrasar el decreto de sequía ante el aumento de las reservas por las últimas precipitaciones. Un informe presentado en el Consejo de Gobierno avala el aumento de las reservas hidrológicas ante las lluvias de las últimas semanas, por lo que queda desactivada la 'alarma' y no se hace necesario adoptar medidas restrictivas urgentes para paliar los efectos de la sequía.

El sistema de contención Rules-Béznar (Granada) sigue en situación de normalidad y con garantías para tres años. Las reservas de este sistema han aumentado de 69 a 88 hectómetros cúbicos embalsados tras las últimas lluvias con un nivel de llenado del 53,6%, muy próximo al de hace un año. Varios embalses de la provincia han abierto sus compuertas tras los últimos 'diluvios'.

Así, las demandas pueden atenderse con normalidad en todos los sistemas de regulación de Andalucía, salvo La Viñuela-Axarquía y el Levante almeriense, de acuerdo con el escrito presentado en el Consejo de Gobierno por el titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal. El Decreto ley de Sequía que estaba elaborando su departamento se tramitará por vía ordinaria para ser aprobado en otoño de 2018.

Normalidad en el resto de los pantanos

Según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, la demarcación Guadalete-Barbate (Cádiz) está actualmente en disposición de garantizar el abastecimiento a las grandes poblaciones y de atender con normalidad el conjunto de las demandas. Durante las dos últimas semanas sus embalses han acumulado más de 300 hectómetros cúbicos (hm3), pasando las reservas de 650 a 954 hm3. (58,26% de la capacidad total), una situación similar a la del año pasado por las mismas fechas, aunque ligeramente por debajo.

Respecto a las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, distribuidas por las provincias de Cádiz, Málaga, Granada y Almería, las últimas lluvias han permitido mejorar sus reservas. El incremento de las últimas tres semanas se cifra en 165 hm3, pasando de 356 a más de 520 hm3 embalsados. En líneas generales, la situación actual es de escasez moderada o normalidad, a excepción de La Viñuela-Axarquía y el Levante almeriense.

Dentro de esta demarcación, la Costa del Sol ha pasado a situación de normalidad, con 24,33 hm3 más (de 31 a 55,3 hm3) en el embalse de la Concepción, que actualmente se encuentra al 89,02%, ligeramente por debajo del nivel del año pasado por estas fechas.

En la zona Guadalhorce-Limonero (Málaga), las reservas han pasado de 139 a 196 hm3, alcanzándose también un nivel similar al de 2017 y, aunque con escasez moderada, con garantías para dos años (50,29% de la capacidad total).

La situación de escasez grave se mantiene en el caso de La Viñuela-Axarquía, en Málaga, si bien la garantía para el abastecimiento supera igualmente los dos años. Sus reservas se han incrementado con las últimas lluvias en más de 19 hm3, de 35,5 a 54,7 hm3 (33,07%), por debajo del año pasado.

Por su parte, Béznar-Rules (Granada) sigue en situación de normalidad y con garantías para tres años. Las reservas de este sistema han aumentado de 69 a 88 hm3 embalsados, con un nivel de llenado del 53,6%, similar al del año anterior.

En Almería, donde las precipitaciones han sido menores, embalses de Benínar y Cuevas del Almanzora se encuentran por debajo del 20%. No obstante, en esta provincia la mayor parte de los recursos procede de fuentes no reguladas: aguas subterráneas, desaladas o de trasvases como los del Tajo-Segura y el Negratín- Almanzora. Este último se reabrió el pasado 10 de marzo, con la consiguiente mejora de la disponibilidad en el Levante almeriense, una zona afectada por los cortes del pasado verano.

Por su parte, el Campo de Gibraltar se encuentran todavía en situación de escasez moderada pero con disponibilidad para atender las demandas durante más de dos años. Los embalses de Guadarranque y Charcorredondo han aumentado sus reservas en 41,6 hm3, pasando de 67,36 a 108,9 hm3 (64,35%, nivel similar al de 2017).

Finalmente, el consejero José Fiscal ha destacado que la demarcación hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras (Huelva) presenta un buen nivel de reserva (73,02%), incluso con algunos embalses aliviando agua. En el conjunto del sistema se ha pasado de 777,03 a 831,60 hm3.

Fotos

Vídeos