El juez ve probado que el novio de la menor apuñalada en el Cerrillo se saltó el alejamiento vía Instagram

El apuñalamiento de la cría ocurrió en agosto en esta vivienda. /Ramón L. Pérez
El apuñalamiento de la cría ocurrió en agosto en esta vivienda. / Ramón L. Pérez

El acusado tendrá que cumplir de forma efectiva 9 meses de cárcel por acercarse a la niña la primavera antes de la agresión, que ocurrió en una casa en obras

Y. HUERTAS

Cristóbal C.A., el presunto autor del brutal apuñalamiento que puso en grave riesgo la vida de una menor de 14 años el verano pasado en una casa en obras del Cerrillo de Maracena, tendrá que cumplir de forma efectiva los nueve meses de cárcel que aceptó la semana pasada por saltarse, meses antes del suceso, la prohibición de acercarse a ella. Conversaban por Instagram y llegaron a pasear juntos. El juez de Penal 2 ha dictado ya la sentencia y rechaza acordar la suspensión de la ejecución de la pena, una posibilidad que la ley contempla para condenas iguales o inferiores a dos años de prisión.

La resolución, fechada el mismo día de la celebración del juicio –7 de marzo pasado– fue dictada con la conformidad de las partes, lo que implicó que el acusado, de 27 años, admitiera su culpa. Sin embargo, no se conocían los detalles en torno a este quebrantamiento del alejamiento previo a la agresión y son ahora detallados en la sentencia, a la que ha tenido acceso IDEAL.

Los hechos que declara probados el magistrado, Antón Henares, se remontan al 1 de marzo del año pasado –el apuñalamiento por el que el joven se halla en situación de prisión provisional ocurrió a finales de agosto–. De acuerdo con el relato que plasma en su resolución, ese día sobre las 14.30 horas, el acusado, «a sabiendas de la prohibición de acercarse a menos de 200 metros y de comunicarse con la menor», que «era su pareja sentimental», fue sorprendido con ella «paseando de la mano» por el Camino de Purchil, en Granada.

Fue la madre de la chica, totalmente contraria a la relación y que había denunciado a Cristóbal C.A., quien lo vio con ella aquel día. Cabe recordar que la progenitora, que está representada por el despacho HispaColex Bufete Jurídico, ejerce la acusación particular en la causa que se sigue en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 por el apuñalamiento de la niña. «Igualmente –agrega la sentencia– el acusado ha mantenido conversaciones con la menor vía Instagram a sabiendas de la prohibición de comunicación y estando vigente la medida», que había sido acordada por uno de los juzgados de Instrucción de esta ciudad. El magistrado explica que deniega la suspensión de la pena al procesado «al ostentar condena previa por delito de violencia de género».

Diligencias médicas

En cuanto a la otra causa penal, la abierta tras la agresión sufrida por la menor, sigue su curso «a la espera de diligencias médicas», según las fuentes del caso consultadas por este diario. La niña, que afortunadamente logró salvar la vida, sufrió el apuñalamiento el 29 de agosto pasado. Hasta 26 heridas de arma blanca presentaba en su cuerpo. Fue encontrada malherida por unos vecinos de la zona al escuchar sus gritos. La causa se sigue en uno de los dos juzgados de Violencia sobre la Mujer de la capital porque, a juicio de la Audiencia de Granada –que tuvo que intervenir para determinar si debía quedarse en estos órganos o en uno de Instrucción ordinario– aunque no fuese la relación igual a la de un matrimonio, era análoga a la de una pareja. Es más el tribunal consideró que de «las diligencias practicadas hasta el momento resulta, indiciariamente, que la conducta del investigado estuvo presidida por rasgos de dominación, voluntad de control y desprecio de la dignidad de la mujer». El teléfono contra el maltrato es del 016.

Fotos

Vídeos