El jefe de la Policía Local de Granada tendrá que declarar también como investigado por coacciones

El jefe de la Policía Local de Granada tendrá que declarar también como investigado por coacciones
FERMÍN RODRÍGUEZ

Hace unas semanas trascendió que un juzgado abría procedimiento abreviado contra el jefe de la Policía Local por un presunto delito de acoso laboral a una inspectora del cuerpo, a la que cambió de unidad a los tres meses de tomar posesión de la jefatura

R. I.GRANADA

El jefe de la Policía Local, José Antonio Moreno, tendrá que acudir a declarar en calidad de investigado nuevamente mañana 14 de septiembre. En esta ocasión será por un presunto delito de coacciones, hechos que se denuncian tras la denuncia presentada por un agente del cuerpo. El máximo dirigente de la Policía Local tendrá que acudir otra vez a los juzgados tras esta nueva denuncia. Hace unas semanas trascendió que un juzgado abría procedimiento abreviado contra el jefe de la Policía Local por un presunto delito de acoso laboral a una inspectora del cuerpo, a la que cambió de unidad a los tres meses de tomar posesión de la jefatura.

Moreno está citado en el juzgado de Instrucción Número 2 el próximo 14 para prestar declaración como investigado. Se ha citado también como testigos a tres miembros más de la Policía Local, que deberán acudir a la sede judicial el próximo 1 de octubre. El denunciante fue citado también para ratificar su denuncia en el mes de julio, tras lo que se han dado los siguientes pasos, para esclarecer si se produjeron esas presuntas coacciones.

El jefe de Policía Local tomó posesión del cargo hace algo más de un año. Sus inicios no estuvieron exentos de polémica, por unas declaraciones sobre la edil del PP María Francés durante un curso con otros agentes. La concejala denunció los hechos y la actuación de la concejala responsable de Seguridad Ciudadana, Raquel Ruz.

Posteriormente, una inspectora del cuerpo denunció a Moreno por un presunto acoso laboral, al haberla cambiado de puesto al poco de asumir la jefatura. Por ese asunto ya prestó declaración. Ahora se enfrenta a otra denuncia de coacciones. Desde el PP y C's han pedido al alcalde que destituya al responsable de la Policía Local, pero el mando goza de la confianza del equipo de gobierno.

Alcalde

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha defendido este miércoles el trabajo "impecable" y "eficiente" del jefe de la Policía Local, Antonio Moreno, tras hacerse pública esta denuncia.

A preguntas de los periodistas, Cuenca ha mostrado su respeto a los procedimientos judiciales, incluso --ha dicho-- a lo que puedan decir otras formaciones políticas, pero ha matizado que él se guía por el "día a día" de la ciudad y cómo está funcionando la coordinación en materia de seguridad con otros cuerpos policiales.

Ha hecho hincapié en que, desde la llegada de Moreno al cargo, se han reducido de manera importante la cantidad destinada al pago de horas extras respecto a los mandatos anteriores del PP y ha destacado el grado de respuesta inmediata conseguida en cuestiones de seguridad, al margen de este proceso judicial por el que está citado a declarar este jueves.

Preguntado sobre la petición del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga el llamado caso Nazarí, a la Junta para que entregue los informes solicitados en la causa, Cuenca ha dicho que se ha informado sobre los motivos por los que se está dilatando la aportación de esta documentación y, aunque ha reconocido que se trata de informes complejos, ha confiado en que se haga "lo antes posible".

Fotos

Vídeos