Un homenaje con cariz personal

Un homenaje con cariz personal

José F.Ríos reúne la tradición ganadera de su abuelo y la mecánica de su padre en su obra

IDEALGRANADA

El polifacético José F. Ríos nació en Orcera, en la Sierra de Segura, donde su abuelo se dedicaba al pastoreo de ovejas autóctonas de la zona, por lo que recibió con entusiasmo la invitación de ‘Always Segureño’ para prestar su creatividad a la exposición ‘El rebaño de Miguel’. «El arte es una buena forma de dar a conocer y sumar en la promoción de un producto tan exquisito y de nuestra tierra como es el cordero segureño», apunta el pintor y escultor.

En su obra, el jiennense homenajea al cordero segureño a través de un guiño a su historia personal. Surge así la ‘Turboveja’, una llamativa propuesta artística que aúna la tradición ganadera de su abuelo y la profesión de su padre, propietario de un taller mecánico, manteniéndose fiel al humor y la ironía que caracteriza a su trayectoria. «Se trataba de ‘tunear’ una oveja y eso es precisamente lo que he realizado, un ‘tunning’», explica el autor.

Además, para la composición de la ‘Turboveja’, Ríos ha empleado materiales reciclados, como intermitentes y piezas del chasis de una vieja motocicleta, como es habitual en sus trabajos escultóricos precedentes.

No es la primera vez que el jiennense se alía con el paisaje para exponer sus trabajos. Son múltiples sus aportaciones al arte urbano, como su jardinera en forma de lagarto de la Magdalena; las populares esculturas del ‘Hormigón’ y ‘Los pavos’, realizadas con materiales reciclados, que presiden sendas rotondas; su ‘Evolución Trabada’, una torre eléctrica anudada ubicada en Puente de Génave; o sus divertidas ‘Motochicletas’, sin obviar su aportación en el campo pictórico mediante su cuadros hiperrealistas de Jaén, Nueva York y conjuntos de chatarra y sus murales en diferentes puntos de Estepona, Fuengirola o Almería.

Temas

Cultura

Fotos

Vídeos