Granada registra en un solo día la sexta parte de todo lo que llueve en un año

Inundaciones en Valderrubio por las escorrentías en el Barranco Hondo Tobares./IDEAL
Inundaciones en Valderrubio por las escorrentías en el Barranco Hondo Tobares. / IDEAL

Hubo una veintena de incidencias: las más graves, la salida de vía de un camión en la A-92 e inundaciones en Valderrubio

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Lo de ayer no fue normal. No lo fue porque en este periodo de prolongada sequía que estamos viviendo lo habitual es que no llueva. Y no lo fue tampoco porque hace muchos años que no jarreaba de esta forma en Granada. De hecho, si acudimos a los históricos de la estación meteorológica situada en el Aeropuerto Federico García Lorca, no hay precedentes desde que se están computando datos, hace catorce años. En este punto se habían recogido hasta las ocho de la tarde un total de 65,2 litros por metro cuadrado, pulverizando con creces el récord de 52,6 litros fechado el 25 de octubre de 2012. Una magnífica noticia porque poco a poco se van recargando los acuíferos, de los que se abastece el sesenta por ciento de la población de la provincia, y para el campo, a pocos días ya de que se generalice la aceituna, un cultivo que supone una fuente principal o secundaria de ingresos para unas 30.000 familias granadinas.

La capital registra un promedio de 437 litros por metro cuadrado en el global de los 365 días del año hidrológico, medido del 1 de octubre al 31 de septiembre. Los 65,2 litros de este miércoles significan, por tanto, una sexta parte del total. Es decir, harían falta seis jornadas como ésta para alcanzar la media. Estamos en plena temporada húmeda y lo normal es que los pluviómetros sigan sumando en los próximos meses. Por lo pronto, hoy sigue habiendo una probabilidad alta de lluvia en Granada (65% entre las 12.00 y las 18.00 horas), aunque las nubes no descargarán en principio con la misma generosidad que en las últimas veinticuatro horas. Eso sí, la caída de las temperaturas, con la previsión de mínimas de cero grados centígrados -mañana y el sábado estaremos en valores negativos-, ha rebajado la cota de nieve hasta los 1.200 metros, por lo que podría haber problemas en algunas carreteras importantes como la A 92 a su paso por el Puerto de la Mora (1.380 metros sobre el nivel del mar). El viernes los cielos amanecerán ya completamente despejados, con la expectativa de que continúen así en el transcurso de la próxima semana.

Unas condiciones meteorológicas muy favorables para Sierra Nevada, que ayer permaneció cerrada por fuertes rachas de viento de entre ochenta y noventa kilómetros a la hora. La nevada dejó un espesor de entre diez y quince centímetros en las zonas más alta. La estación invernal mejora de esta forma su superficie esquiable con la vista puesta en el próximo puente de la Inmaculada y la Constitución, cuando se espera un llenazo turístico en Granada -al menos los días 7, 8 y 9 de diciembre-. Un reclamo más para un 'acueducto' en que se espera que Granada bata récord de viajeros y de pernoctaciones.

En pocos datos

65,2
La estación meteorológica del aeropuerto acumuló 65,2 litros de agua a lo largo de la jornada.
27.220
A las seis de la tarde estaban entrando en los pantanos 27.220 litros por segundo.

Pero miremos nuevamente atrás, a lo sucedido este miércoles. La intensidad con la que cayó el agua provocó una veintena de incidencias en todo el territorio provincial. Los servicios de mantenimiento de carreteras y la Guardia Civil tuvieron que cortar la circulación durante la madrugada para retirar un camión frigorífico que se salió de la vía en el kilómetro 241 de la A-92, en el término municipal de Albolote. Fuentes del instituto armado confirmaron que no hubo heridos en este accidente. El vehículo hizo la tijera tras derrapar y quedar enganchado a la valla quitamiedo. Se precisaron varias grúas para quitar el vehículo.

El 112 gestionó unas veinte emergencias. Sobre todo en la red viaria por balsas de agua y barro en Granada y el área metropolitana y también en otras localidades como La Peza, Algarinejo, Montillana (presencia de piedras en la calzada) y la Malahá (desprendimiento). La primera llamada en Granada fue a las 03.00 horas por la anegación de una vivienda en la calle Faisán. Fueron varios los avisos por sumideros atrancados o patios interiores con los desagües sucios. Los operarios de Inagra se tuvieron que emplear a fondo para retirar de la vía pública todas las hojas que se desprendieron de los árboles.

Escolares parapetados debajo del toldo de un comercio.
Escolares parapetados debajo del toldo de un comercio. / ALFREDO AGUILAR

Los pantanos también recibieron algunas aportaciones. A las seis de la tarde, por ejemplo, estaban entrando 27.220 litros por segundo en las nueve presas que hay en territorio de Granada. La tierra está demasiado seca y se necesita más humedad para que las escorrentías sean efectivas. Llamativa imagen la del río Darro con un caudal notablemente superior al de los últimos meses. Los embalses de Granada se hallan al 30,23% de su capacidad, un porcentaje sensiblemente inferior al que se registraba en la misma semana del año pasado (43,84%) y también muy inferior a la media de esta misma semana en la última década (53,82%).

Este aporte de agua también mejora algo las perspectivas para la próxima campaña olivarera, cuya producción menguará un dieciséis por ciento, según el aforo de la Junta. La aceituna está en la fase final del proceso de lipogénesis, lo que puede mejorar los aprovechamientos grasos.

Inundaciones en Valderrubio

La intensas precipitaciones registradas ayer causaron graves problemas en Valderrubio, en plena Vega de Granada. Según la alcaldesa de esta localidad, Francisca Blanco, las inundaciones tienen su origen en el barranco Hondo Tobares, donde confluyen cinco kilómetros de cauces y donde muere también la acequia del pueblo. Según la regidora, fue preciso quitar todos los elementos de contención para evitar que «aquello hubiera acabado en desastre». Para las tareas de limpieza se precisaron los medios técnicos de la Diputación de Granada. El barro se limpió con camiones autobomba.

«Nos sentimos desprotegidos», aseguró Francisca Blanco, quien explicó que no saben realmente a qué administración le compete el paraje de Tobares. «La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir dice que es la Junta de Andalucía y la Junta dice que no es su responsabilidad». Por este motivo, el Ayuntamiento de Valderrubio ha pedido la mediación del Defensor del Pueblo Andaluz para esclarecer quién tiene que hacerse cargo de Tobares y que actúe para que «podamos sentirnos tranquilos cuando se produzcan precipitaciones». Y es que el mes pasado ya hubo una situación similar en Valderrubio.

Fotos

Vídeos