Granada, la provincia andaluza donde menos descendió el paro en los últimos doce meses

Granada, la provincia andaluza donde menos descendió el paro en los últimos doce meses

Los datos del desempleo en enero sumaron 2.054 granadinos más sin trabajo

JUANJO CEREROGranada

Era lo esperable. Con la llegada de enero y el final del empleo estacional de la temporada navideña, subida del paro. Un año más, Granada no quiso ser una excepción y vio cómo aumentaba en el primer mes del año el número de personas en situación de desempleo. En concreto, fueron 2.054 más que el mes anterior, un 2,46% más, hasta alcanzar los 85.411 parados, según la información que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) hizo pública el viernes.

En lo que respecta al mismo momento del año anterior, la provincia granadina consigue salvar el dato positivo con un descenso de 3.996 personas con respecto al dato de enero de 2017. Aun así, Granada cierra enero como la región andaluza donde el descenso del paro fue menor con respecto al mismo momento del año anterior. Un escalafón que lidera Córdoba, con una bajada del 8%.

En lo que respecta a la distribución por sexos, un mes más el paro fue, sobre todo, cosa de mujeres, ya que ellas volvieron a representar más de la mitad (el 55%) de todas las personas que se encuentran inscritas en el SEPE en Granada. En lo que respecta a la edad, el dato que invita a pensar en positivo es el descenso del porcentaje que representan los menores de 25 años sobre el total de desempleados, que marca un leve descenso del 1% entre los meses de 2017 y 2018.

El paro sube en el sector servicios

En lo que respecta a los diferentes sectores productivos, los dos focos importantes de variación en la situación del empleo se explican por las particularidades estacionales de la campaña de invierno, ya sea la de vender ropas o la agrícola. En el sector servicios, por ejemplo, el paro aumentó un 3,95% en la provincia precisamente por esta causa. Sin embargo, el dato sigue siendo de tendencia positiva en comparación con el mismo momento del año anterior, ya que el descenso en este sentido es del 2,19%.

La otra gran variación la pone el sector agrícola, donde con la llegada del final de la campaña en algunos casos ha venido también un aumento del número de agricultores inscrito en las listas del SEPE: en concreto, en enero eran un 7,7% más que en diciembre, aunque en este caso también hay una tendencia de bajada con respecto a enero de 2017, cuando el paro estaba prácticamente un 3% más alto.

Finalmente, la industria sigue dando muestras de no levantar cabeza, con movimientos muy leves en términos absolutos e incluso un aumento del nivel de desempleo con respecto a hace doce meses. La construcción sí registró bajadas significativas en su nivel de paro, del 10% en términos interanuales, lo que constata el incremento en la actividad en el sector que también muestran datos hechos públicos estos días por el Ministerio de Fomento sobre el incremento en los visados de obra nueva.

En lo que respecta al colectivo de personas inscritas en las listas del INEM que no han trabajado nunca, en enero fueron un 6,17% más que en diciembre, aunque aquí también el descenso es significativo con respecto al mismo período del año anterior, con una caída del 11,52%.

Más de nueve de cada diez contratos son temporales

Como suele ocurrir por práctica necesidad cuando se produce un aumento del paro, el número de contratos firmado en la provincia durante el mes de enero bajó con en relación al mes (y al año) anterior. Sin embargo, lo hizo mucho menos que el paro (0,3% con respecto al 2,46%), lo que vuelve a constatar que la temporalidad y el encadenamiento de contratos de poca duración siguen siendo parte de las señas de identidad del mercado laboral de la región. Un hecho que se ve claramente en el caso de Jaén. Allí, donde la campaña agrícola fue de lejos el principal motor de creación de empleo, se firmaron más nuevos contratos en enero que en ninguna otra provincia andaluza a pesar de tener poblaciones mucho mayores.

Sin embargo, el dato más preocupante volvió a ser una vez más el de la altísima temporalidad, que no por habitual deja de ser noticia. En enero, más de nueve de cada diez contratos firmados en Granada, es decir, el 94%, fueron de carácter temporal, mientras que sólo el 6% fue indefinido.

Más afiliaciones

En lo que respecta a las afiliaciones medias a la Seguridad Social, cuyos últimos datos se han hecho públicos también hoy, la provincia de Granada alcanzó en enero los 323.634. En línea con el descenso del paro con respecto a enero de 2017, el número total de afiliaciones subió un 2,3%. Un escenario en el que la subida más fuerte, superior a los cuatro puntos porcentuales, se produjo en el régimen general. Por el contrario, como ocurría con los datos de paro registrado en el sector agrícola, las afiliaciones de este tipo descendieron un 3,5% en enero sobre el mismo momento del año previo. Donde sí subieron fue entre los agricultores que trabajan por cuenta propia; en concreto, un 4,6%.

Fotos

Vídeos