Granada declara la situación de epidemia por gripe dos semanas antes que el pasado año

Granada declara la situación de epidemia por gripe dos semanas antes que el pasado año
ALFREDO AGUILAR

Los centros sanitarios de la provincia ya han activado el Plan de Alta Frecuentación para abordar los incrementos de la demanda médica

M. V. C. / A. S.GRANADA

La provincia de Granada declaró la pasada semana la situación de epidemia por gripe, después de que en la provincia se registraran más de 110 casos por cada cien mil habitantes y se doblara el número necesario de afecciones para declarar la pandemia. Fuentes sanitarias estiman que sólo la semana pasada casi un millar de personas la padecieron en Granada, según los últimos datos registrados a través del Sistema de vigilancia de gripe de Andalucía. La provincia ha declarado la situación de epidemia dos semanas antes que el pasado año.

Los centros sanitarios granadinos ya han activado las medidas previstas en el Plan de Alta Frecuentación para abordar los incrementos de la demanda médica urgente que se producen por la gripe. Los últimos datos registrados por la consejería de Salud muestran que la tasa de incidencia de esta enfermedad se ha incrementado hasta alcanzar 133 casos por cada cien mil habitantes en Andalucía. La incidencia de la gripe se ha acentuado especialmente en las provincias de Córdoba, Cádiz, Almería y Sevilla, pero en Granada también se ha alcanzado la situación epidémica, aunque con menor virulencia que en estas provincias andaluzas.

Sin embargo, la situación de ‘desfusión’ hospitalaria, con el hospital de Traumatología cerrado a la espera de que finalicen sus obras, está agravando la epidemia por la falta de espacio, explicaron a IDEAL fuentes sanitarias, que aseguraron que en algunos casos se está esperando entre tres y cuatro horas para ser atendido en urgencias después del primer análisis.

Las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas –bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica– y pacientes pluripatológicos, cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

El Plan de Alta Frecuentación de la consejería de Salud contempla la monitorización de cuatro parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de observación, el aumento del número de ingresos hospitalarios y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria. Luego, se comparan estos datos con la media de los obtenidos el mismo día de la semana del año anterior.

En esta pasada semana la demanda de atención urgente se ha incrementado en algunos centros sanitarios por encima del 25% de la media de urgencias atendidas en años anteriores, lo que ha supuesto la activación de medidas para evitarlo. Entre estas actuaciones de atención sanitaria se encuentran la ampliación de las agendas en las consultas de los centros de salud y el incremento de profesionales de los servicios de urgencias. En hospitales implica aumentar la disponibilidad de camas, gestionar los ingresos hospitalarios adecuando su duración con criterios clínicos, reasignar camas en función de los procesos más atendidos en Urgencias, reordenar la actividad programada para pruebas diagnósticas o procedimientos quirúrgicos no urgentes e incrementar el número de consultas disponibles para los profesionales en urgencias.

118 médicos

La Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de vigilancia de gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos y áreas de gestión sanitaria de Andalucía, que informan cada semana de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada, así como un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad para detectar virus gripales.

Fotos

Vídeos