Las familias de los jóvenes fallecidos en Granada lamentan los tres años sin respuesta a la petición de indulto

El proceso ha impedido que el conductor haya pasado hasta el momento un solo día en la cárcel

EFE

Los familiares de los tres jóvenes que murieron en un accidente de tráfico en 2008 en Huétor Santillán (Granada) han lamentado los casi tres años de espera para que el Gobierno resuelva la petición de indulto del conductor condenado por este siniestro y estudian llevar el caso al Tribunal de Estrasburgo.

Los padres de los fallecidos, de 15, 17 y 22 años, han lamentado que el Consejo de Ministros no haya resuelto aún la petición de indulto impulsada por el conductor responsable del accidente, que fue condenado a tres años y tres meses de prisión por el siniestro.

El progenitor de una de las víctimas mortales y portavoz de las familias, Manuel Hidalgo, ha explicado a Efe que se cumplirán en breve tres años desde que la Audiencia de Granada informó favorablemente a la petición de indulto y ha lamentado la larga espera para decidir sobre esta medida de gracia.

El conductor condenado por el accidente fue indultado por el entonces ministro Alberto Ruiz Gallardón, un proceso que fue revocado por el Tribunal Supremo.

Las familias afectadas dirigieron entonces un duro escrito al ministro Rafael Catalá, en el que le pedían que resolviera la petición de indulto, y estudian ahora elevar la causa hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo.

El portavoz de los padres ha lamentado que el mismo Gobierno que pretende endurecer las condenas por delitos de tráfico tenga aún sobre la mesa esta petición de indulto que ha impedido que el conductor haya pasado hasta el momento un solo día en la cárcel.

El joven conductor fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 2 a dos años y medio de cárcel, en relación al accidente de tráfico que tuvo lugar en Huétor Santillán en el verano de 2008, en el que murieron tres jóvenes en una carretera limitada a 40 kilómetros por hora en la que circulaba a más de 120.

Tras ser apelada esa sentencia, la Audiencia elevó la pena a tres años y tres meses de cárcel y el condenado solicitó el indulto.

Fotos

Vídeos