Un etarra se desmarca de la estrategia de la banda tras ganar un concurso en la cárcel de Albolote

El terrorista ingresado en Albolote el día que fue extraditado por Canadá en 2008. /IDEAL
El terrorista ingresado en Albolote el día que fue extraditado por Canadá en 2008. / IDEAL

Iván Apaolaza Sancho está condenado a 123 años y, en contra de las órdenes de la banda terrorista, participa en las actividades de la prisión

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

El etarra Iván Apaolaza Sancho ha ganado el primer premio del XII concurso literario de la cárcel de Albolote con un relato titulado con el nombre 'Veneno'. Nada sería anormal si entre la estrategia de los presos etarras no se hubiera marcado la línea de no participar de las actividades de las cárceles donde se encuentran internados. Este pistolero de ETA ha pisoteado esta línea de actuación y decidió presentarse al certamen con el relato citado. No sólo eso, según fuentes de la cárcel granadina, este sujeto también imparte clases de inglés a otros presos comunes de la prisión de Albolote y participa en otros talleres.

Este etarra fue extraditado por Canadá en 2008. Su condena data de marzo de 2014 y se eleva a 123 años de cárcel, impuesta por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por pertenecer al comando 'Buru-ahuste' (Quebradero de Cabeza) que participó en el asesinato en Madrid el 21 de enero de 2000 del teniente coronel del Ejército de Tierra Pedro Antonio Blanco. Aquel asesinato puso punto final a la tregua que ETA había decretado el 5 de septiembre de 1998 y que dio por concluida el 25 noviembre de 1999. Junto a él también fueron condenados los etarras Belén Egües, a 126 años; Juan Luis Rubenach, 120 años; Gorka Palacios, 129 años, y Javier Abaunza, acusados de los delitos de asesinato terrorista, tres más en grado de tentativa, dos estragos, un par de robos de vehículo a motor y falsificación de documento oficial. De todos los condenados, el único que recurrió su sentencia ante el Tribunal Supremo fue el preso etarra encarcelado en Albolote, el resto de miembros de ese comando se conformaron con la pena impuesta en su día.

MÁS INFORMACIÓN

Ningún otro preso de los doce etarras -trece si se cuenta al asesino del teniente coronel Pedro Blanco- encarcelados en la prisión de Albolote ha participado hasta la fecha en las actividades programadas por la prisión. Las fuentes consultadas aseguran que Iván Apaolaza -quien no ha manifestado públicamente nunca su desmarque de la organización- es un interno que no genera problemas, colabora en la enseñanza de inglés a otros reos y se encuentra solo en una celda del módulo 3, una zona de la cárcel donde cohabitan otros cuatro etarras más mezclados con presos comunes. No es un módulo especialmente conflictivo.

Las dotes literarias de este terrorista no son nuevas. Hace tres años también quedó segundo en otra edición del certamen literario de la prisión. La cárcel granadina es la segunda del país con más presos de ETA y alberga a uno de los sectores más duros de la organización terrorista.

Fotos

Vídeos