Esperas de hasta 24 horas para lograr sala en el cementerio de Granada ante el repunte de gripe

Las instalaciones del cementerio de San José estaban llenas este lunes por la tarde. / RAMÓN L. PÉREZ

Hay usuarios que ya optan por velar y enterrar a sus fallecidos en el Cinturón ante el colapso del camposanto de San José en la capital

M. VICTORIA COBO Y ANTONIO SÁNCHEZ Granada
Jueves, 4 enero 2018, 10:28

Hace más de una semana que el cementerio de San José, en la capital granadina, está en situación de lleno permanente. Estas fechas suelen ser muy complicadas para las personas mayores y en los últimos días han repuntado además los casos de gripe. El hecho es que hay más fallecidos y el camposanto granadino no tiene capacidad para atender a todas las familias que lo reclaman. Así, en los últimos días, se están dando casos de usuarios que tienen que esperar hasta 24 horas desde que fallece su ser querido hasta que pueden hacer uso de una de estas salas en el tanatorio para velarlo y después proceder a la incineración o al entierro.

El debate sobre la necesidad de contar con más salas en el cementerio granadino arrastra ya desde hace tiempo pero no es habitual que esté colapsado como ocurre ahora. En estos últimos días se han dado casos de familias que acudían al recinto de la capital para poder velar a un fallecido pero no había salas disponibles hasta 24 horas después. En ese tiempo, el finado se custodia en una cámara frigorífica, pero la familia no tiene un lugar en el que recibir a allegados y familiares. Tampoco había horas disponibles para poder celebrar una misa previa a la incineración o el entierro del fallecido en el cementerio de San José.

Las instalaciones de la capital están saturadas desde la semana pasada

Fuentes de Emucesa confirmaron a este periódico que esta situación de colapso se estaba produciendo desde la semana pasada, cuando se han producido un mayor número de muertes, coincidiendo con la eclosión de los casos de gripe.

Cabe recordar que el cementerio de San José atiende a la población de Granada capital y también del Cinturón. Actualmente cuenta con diez salas de tanatorio en las que las familias suelen esperar un plazo aproximado de 24 horas hasta que su ser querido es inhumado o incinerado.

A otros lugares

Ante esta situación, las funerarias están ofreciendo a sus clientes alternativas y hay familias que están optando por trasladarse a otros puntos del Cinturón antes que tener que esperar hasta 24 horas para poder despedirse de su allegado.

Así lo explican desde Funerarias Romero, por ejemplo, que ha ofrecido a sus clientes usar las instalaciones del tanatorio de Albolote. Para no tener que esperar hasta que haya una sala disponible, hay usuarios que optan por velar a su allegado en otro municipio y después incinerar o enterrar los restos en la capital. O incluso quienes optan por llevar a cabo todo el proceso en el Cinturón, aunque inicialmente tuvieran pensado que fuera en Granada.

Se trabaja ya en una reforma interior para ganar salas, ya que no se puede ampliar

Desde la Funeraria Fermin Criado, en Armilla, también confirman el colapso de estos días en el camposanto granadino. Funerarias del Moral o Funerarias Salvador confirman los mismos retrasos desde la semana pasada, con esperas de hasta 24 horas para poder dar una sala a los usuarios.

Desde Emucesa, que es una empresa mixta -el socio privado tiene el 49% de las acciones y el Ayuntamiento el 51%- admiten ese colapso y apuntan que ellos no desvían a ningún usuario a otro camposanto, sino que son las distintas funerarias las que ofrecen alternativas a sus clientes cuando no quieren mantener esas largas esperas.

Reforma interior

Hace años que el Ayuntamiento, en la etapa del anterior alcalde José Torres Hurtado (PP) intentó ampliar el camposanto. Para poder llevar a cabo este proyecto necesitaban el visto bueno del Patronato de la Alhambra, porque el camposanto está dentro del área de protección del monumento. La Alhambra ha emitido informes negativos, el último este mismo año.

Ese mismo informe pasó por la comisión provincial de Patrimonio Histórico, que también rechazó la propuesta de ampliar el camposanto.

Al cerrarse esa vía, la empresa privada que se encarga de la gestión del cementerio ya puso en marcha un plan B. Ya se han presentado en consejos de administración de la empresa distintas alternativas para tratar de ganar cuatro salas más. Se trataría de utilizar espacios que no están explotados actualmente, como es uno de los laterales que hay de jardines y que podría destinarse a crear nuevas salas tanatorias y replantearse la adaptación de otras como la de la venta de flores para dedicarla a otros cometidos y ubicar a las floristas en otro espacio. Por último, otra de las ideas para ganar espacio es que determinadas zonas de oficinas y espacios administrativos de la empresa puedan trasladarse a la ciudad y así ganar amplitud, una opción que se ve óptima ya que podría aliviar el cementerio a la par que facilitar al ciudadano otros trámites más sencillos -pago de tasas, renovaciones...- que podría hacer en la ciudad. En cualquier caso, necesitaban cumplir todos los trámites como el de contar con el visto bueno de la comisión de Patrimonio, que ya se ha producido.

Secciones
Servicios