El espectáculo de los tajos del Veleta

Desde el balcón de Granada

Alfredo Aguilar
ALFREDO AGUILAR

No es el pico más alto pero sí el más reconocible de Sierra Nevada, el que le otorga su sello propio, con su inconfundible silueta asimétrica mil veces repetida en dibujos y logotipos. Con sus 3.395 metros de altura sobre el nivel del mar, sólo el vecino Mulhacén y el pirenaico Aneto le superan en la Península. La panorámica desde su cumbre es impresionante. Aparte de las interminables vistas de la cordillera donde se ubica, desde el Veleta se pueden observar amplias zonas de la provincia de Granada y, en un día claro, se alcanza a divisar con nitidez localidades como Salobreña o las costas marroquíes.

Fotos

Vídeos