Una escuela encendida por los fogones

Leo, la cocinera desde hace 15 años, defiende la calidad de sus productos locales y cocina con ellos a diario en el colegio. /Ramón L. Pérez
Leo, la cocinera desde hace 15 años, defiende la calidad de sus productos locales y cocina con ellos a diario en el colegio. / Ramón L. Pérez

El comedor ecológico del colegio Gómez Moreno dejará de depender del AMPA tras adjudicarlo la Junta a una empresa | Las familias de los 192 niños que asisten a diario critican el fin de un servicio con 15 años de historia, varios premios y bajos índices de obesidad

Ángeles Peñalver
ÁNGELES PEÑALVERGRANADA

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Gómez Moreno del Albaicín llevaba años con miedo a perder la gestión del comedor escolar, que sirve cada día comida ecológica preparada en su propia cocina -por la 'chef' Leo y su pinche Cristina- a 192 niños. En los últimos 15 años, el centro, aliado con pediatras y receptor de premios nacionales, ha llevado adelante una peculiar apuesta por la calidad y la salud de sus alumnos, que incluso se lavan los dientes después del almuerzo escolar, que incluye legumbres dos días en semana y verduras de la Vega a diario, además de pescado fresco y ternera ecológica regularmente.

En fin, que las empresas de catering especializadas en servir comedores escolares no han puesto un pie por allí, sin embargo sí han desfilado muchos productores de alimentos locales, panaderos de Granada o fabricantes de aceite de Píñar... La cuestión es que los temores del AMPA y de los padres se han hecho realidad hace unos días y el año que viene, si no cambia drásticamente la cosa, el último comedor ecológico de la provincia caerá en manos de una empresa privada después de que la Junta «haya decidido acabar con este tipo de experiencias, tanto aquí como en otros colegios de Almería», describe Lucía González, mamá de un niño de 7 años y portavoz del AMPA.

La Junta de Andalucía afirma -por su parte- que no ha terminado con ningún modelo, ni servicio de comedor. De hecho, la nueva adjudicación del servicio de comedor por la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) mantiene las mismas condiciones básicas del servicio actual. Según la administración, tras fallarse el concurso para el curso próximo, el comedor continuará con la modalidad de cocina in situ y la subrogación del personal está contemplada, además del empleo de productos ecológicos. Esgrime la administración que el AMPA ni siquiera ha concurrido al proceso.

'No me toques la olla'

Los argumentos no convencen a padres como Rosana Novellón o Jorge Mimbrero, quienes hace unos días se manifestaron por las calles de Granada -junto a cien familias más- bajo el lema 'No me toques la olla'. «La Junta sacó el concurso de tapadillo -en fechas distintas a otros años- para que no nos presentáramos y además puso unas condiciones imposibles para nosotros, que no somos muy competitivos económicamente, aunque nuestro menú cueste igual que en el resto de colegios, 4,5 euros al día. Lo de nuestra abolición es un problema generalizado porque en Almería también se van a suprimir cinco comedores ecológicos autogestionados por los AMPAs», explica Lucía González.

Ella y el resto de padres están convencidos de que si no hay marcha atrás, los menores empezarán a comer productos llegados de muy lejos, congelados, envasados y recalentados en la cocina. «Eso dista mucho de recibir producto fresco a diario y cocinarlo en el momento. Los niños y niñas dejarán de ver las materias primas y de recibir la educación alimentaria que se les da. También se perderá la calidad, sabor, olor...», añaden los padres movilizados, quienes saben que sus monitores y cocineros tienen un sueldo superior a la media del sector y así lo defienden.

Según la Junta de Andalucía, la adjudicación del servicio aún no está cerrada aunque está en sus últimas fases. Lo que sí es una realidad es que cinco empresas han concurrido a la adjudicación del servicio pero no así el AMPA del Gómez Moreno, que ya participó en un proceso similar a este hace cuatro años y fue así como consiguió la licitación del servicio. «Este año no hubiéramos ganado porque se ha primado el abaratamiento del concurso un 11%», señalan desde el colegio. La Junta señala que el AMPA ha mantenido reuniones y contactos este mismo curso sobre la licitación y conocía que estaba por salir.

Fotos

Vídeos