Las empresas del AVE han pedido ya seis prórrogas para acabar la obra

Obras de remodelación de la estación de Andaluces. / RAMÓN L. PÉREZ

Entre los tres modificados que se han aprobado, el montante de la obra ha subido en 3,6 millones de euros

M. V. Cobo
M. V. COBO

El Ministerio de Fomento lleva meses trasladando un mensaje claro: que la obra del AVE a Granada se acabará en noviembre de este 2017. En menos de dos meses, la realidad confirmará -o no- esta tesis sostenida a capa y espada por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en las últimas semanas. La firmeza con la que insisten en este plazo y las imágenes de tramos casi terminados puede invitar a un cierto optimismo. Pero hasta llegar aquí ha habido un rosario de incidencias que han también alimentan la desconfianza.

Así, por ejemplo, las adjudicatarias de los tres tramos que quedan en obras han pedido aplazamientos para acabar los trabajos desde noviembre de 2015. En concreto, la unión temporal de empresas que ejecuta los accesos a Granada ha solicitado hasta seis prórrogas.

-Estación de Granada
La obra de este tramo se adjudicó por 12,5 millones de euros. Se aprobó un modificado de 1,2 millones de euros, un 10% del precio de adjudicación. La UTE de este tramo ha pedido tres aplazamientos para el fin de los trabajos, el último en abril de 2017, y se le daban cuatro meses más, por lo que estaría fuera de plazo.
-Accesos a Granada
Este tramo de 2,3 kilómetros de entrada a la capital se adjudicó por 5,4 millones de euros. Se autorizó un modificado de 523.295, por debajo del 10% de la licitación. La UTE de este tramo pidió seis aplazamientos, el último le daba plazo hasta julio de 2017.
-Loja
Este tramo se adjudicó por 23,8 millones de euros. Se ha aprobado un modificado de 1,83 millones de euros, con el IVA incluido, menos del 10% que permite la ley. La unión temporal de empresas que ejecuta esta obra ha pedido cinco aplazamientos para terminar la obra. El último, en julio de 2017, por lo que tienen de plazo hasta octubre de 2017. Sería el último con margen.

Según la información oficial facilitada por el Portal de la Transparencia del Gobierno a preguntas de este periódico, remitida este lunes 2 de octubre, las empresas ya estarían fuera de todos los plazos aprobados. La UTE Martín Casillas-Comsa, que ejecuta los trabajos de la estación de Granada, ha pedido cuatro ampliaciones de plazo. La primera fue en noviembre de 2015 -el tráfico ya llevaba cortado casi ocho meses- y se le concedieron nueve meses más. En agosto y diciembre de 2016 se solicitaron sendas prórrogas, y la última se instó en abril de 2017, cuando se le concedieron 4 meses adicionales. La última fecha aprobada se acababa el 25 de agosto de este año.

En cuanto al tramo de los accesos a Granada, el de 2,6 kilómetros que transcurre por la Chana, han sido seis los aplazamientos solicitados. En diciembre de 2015 se presentó la primera petición de prórroga, en 2016 se registraron cuatro más -en marzo, mayo, octubre y diciembre-, y la última se pidió también el 25 de abril de 2017. Se le concedieron otros dos meses, por lo que su plazo terminó el 25 de junio. En Loja se han solicitado cuatro aplazamientos, el primero en marzo de 2016, hasta llegar al 26 de julio de este año, cuando se le otorgaron tres meses extra. Sería el único tramo 'en plazo', puesto que tiene hasta finales de octubre.

Al Portal de la Transparencia también se preguntó el importe del dinero de los distintos modificados de la obra. Estos últimos tres tramos se adjudicaron prácticamente por la mitad del dinero por el que salieron a concurso, y posteriormente las empresas reclamaron un aumento del presupuesto.

Ni el ministerio de Fomento ni el Gobierno habían facilitado hasta ahora el montante total de los modificados de la obra. Este periódico ha conseguido esas cantidades a través de una pregunta al Portal de la Transparencia.

Las cifras de los tres modificados sumarían unos 3,6 millones de euros, por debajo del 10% de la cantidad por la que se adjudicaron.

Así, el tramo de la remodelación de la estación de Andaluces se contrató por 12,5 millones de euros, y el modificado que se aprobó -en diciembre de 2015, hace 22 meses- fue de 1.037.383 euros sin IVA. Añadiéndole el impuesto subiría hasta 1,2 millones de euros.

Los accesos a Granada, un tramo de 2,3 kilómetros de vías que discurren en superficie, se adjudicaron por 5,4 millones de euros y se aprobó un modificado de 432.476 euros sin IVA, que sube hasta 523.295 euros.

Ocho meses tras el anuncio

Por su parte, la unión de empresas que ejecuta la adaptación de la vía en los 27 kilómetros de Loja, también recibió el visto bueno al modificado que pidió. Se adjudicó por 23,8 millones de euros y se aprobó uno de 1,8 millones de euros -IVA incluido-. También estaría por debajo del límite legal del 10% que permite la ley.

Llama la atención la fecha en que se aprobó este modificado de obra. Si bien Rafael Catalá, ministro de Fomento entonces, anunció en octubre de 2016 que se había 'desbloqueado' el conflicto de la adjudicataria, las obras prosiguieron unas semanas después y el aumento de presupuesto se aprobó el 29 de junio de 2017, casi ocho meses después, según la información facilitada por el Portal de Transparencia del Gobierno.

Fotos

Vídeos