La luz que emana de la poética del mar

La luz que emana de la poética del mar

Javier Leal evoca la belleza de un paisaje marino en su obra '... y de la tierra el cordero'

IDEALGRANADA

La propuesta creativa de Javier Leal para la campaña 'Always Segureño' sumerge al visitante en el imaginario cultural del mar y sus infinitos paisajes regeneradores, buscando provocar «una sensación hedonista en el acto subjetivo de la percepción» a través de la concreción del gobierno de la luz sobre los colores. «Ella los envuelve y modela, se proyecta y emana del cuerpo del cordero, tejiendo con transparencias y gradaciones un espacio lírico donde no existe el protagonismo narrativo», explica el autor.

En su obra, caracterizada por la proporción y la armonía, la cabeza, el cuello, el lomo y el costillar del animal se convierten en un cielo pleno de nubes; la paleta, la pierna y la falda están inundadas por el mar y las manos tocan la arena; las fulgentes pupilas del cordero invitan a adentrarse en una cadencia de colores y tonalidades, rebosante de emociones visuales. «La poética del mar golpea mi obra de una manera especial: me seduce el espectáculo incesante del mar, indagar en los secretos que revela a quien lo mira con pasión e intensidad», comenta el artista, que se considera inexorablemente ligado al mar.

La pieza, titulada '...y de la tierra el cordero', es un homenaje a una especie autóctona, «el pata negra de los corderos», que adquiere su esencia del inaccesible hábitat en el que vive, convirtiéndose en un producto exquisito, igual que -como recoge el refrán- el mero en su entorno. «El cordero aparece como un bien preciado en las notas gastronómicas de nuestra cultura, desde El Quijote hasta las recetas ofrecidas por Emilia Pardo Bazán... Perpetuos elogios que perdurarán más allá de nuestros días», asegura el gaditano residente en Guadix, comarca que le ha ofrecido «un magnífico campo de Diseño Gráfico».

Fotos

Vídeos