Doce horas a la espera de cama en Ruiz de Alda para una cirugía

Pacientes y acompañantes agolpados en uno de los pasillos de las urgencias del Virgen de las Nieves./IDEAL
Pacientes y acompañantes agolpados en uno de los pasillos de las urgencias del Virgen de las Nieves. / IDEAL

Salud asegura que «las operaciones se siguen llevando a cabo» y la situación clínica de los pacientes «no se verá afectada»

Javier Morales
JAVIER MORALES

A las siete y media de la tarde de este martes quedaban en la entrada al servicio de atención al usuario del Virgen de las Nieves doce personas. Cuatro de ellas eran pacientes que habían sido citados este martes para someterse a una operación; el resto, sus acompañantes. Llegaron a la hora comprometida -uno de ellos estaba allí desde las siete de la mañana- pero no pudieron ingresar. Les explicaron, sin ahondar en el motivo, que no había camas disponibles. Los que vivían más cerca regresaron a casa; los demás, algunos llegados desde Guadix o Baza, aguantaron algo más por si había novedades.

No esperaban para intervenciones menores. Rosa María acudió junto a su marido, que debía someterse a un cateterismo. Para ello les citaron entre las cinco y las seis de la tarde. «Hemos hecho el papel y nos han dicho: 'Siéntese ahí que no hay camas'. Además el último bus sale a las nueve de la noche... Nos han dicho que mañana -por ayer miércoles- tenemos que estar aquí a las ocho de la mañana, pero no nos dicen si habrá camas», relataba la pareja.

En términos similares se expresaba Baldomero, citado para una operación de colon e hígado. Estaba allí a las siete de la mañana. «Tenía cita para este miércoles, pero me llamaron de urgencia para venir y ahora me dicen que no hay camas disponibles». También de colon tenían que intervenir a otro de los pacientes, llegado desde Guadix. Desde Baza acudieron Mari Cruz y su marido, a la espera de un cateterismo. Estaban citados a las cinco de la tarde y se personaron puntuales, pero se encontraron con la misma respuesta: «No hay camas». Él había solicitado la baja y Mari Cruz permiso en el trabajo: «Si no lo ingresan, ¿cómo justifico yo la falta al trabajo?», se preguntaba.

La Consejería de Salud atribuye las esperas a la falta de camas ante el repunte de ingresos derivados desde urgencias a causa de la gripe, que han llevado al hospital casi al 100% de ocupación. Decenas pacientes -un buen porcentaje ancianos- se agolpaban este martes en los pasillos de urgencias junto a sus familiares.

Desde Salud aseguraron que fueron cinco los pacientes afectados -uno de Granada, dos de Ogíjares y los ya citados de Baza y Guadix- y que entrarían este miércoles a quirófano con normalidad, pese a que el ingreso estuviese previsto para este martes. La gerencia se comprometió a ingresar por la noche a los llegados desde Guadix y Baza. «Las operaciones se siguen llevando a cabo y la situación clínica de los pacientes no se verá afectada».

Colapso en urgencias

El presidente del Sindicato Médico de Granada, Francisco Cantalejo, censuró este martes que durante toda la Navidad ha habido «muchas intervenciones quirúrgicas que no se han podido realizar ese día: a veces con el paciente en la puerta de quirófano le tienen que decir que se vista porque no lo pueden operar». Critica que no ha habido previsión ante la oleada de gripe y que no se ha contratado personal médico para compensar el aluvión de visitas a las urgencias: «No solamente son deficitarias de forma crónica, sino que en estas fechas ha faltado más personal».

También José Sánchez, secretario provincial del Satse, dibuja un panorama complejo en las urgencias: «Están todas las camas abiertas y ocupadas, y las urgencias no llegan a 'desatascarse', está todo el hospital lleno con la gripe». La mayoría de los pacientes ingresados por este motivo sufren otras patologías asociadas. «Está todo masificado, no dan abasto, los compañeros no pueden tirar», añade el secretario provincial de USAE, Francisco Morales. Calculan que los tiempos de espera en urgencias pueden alargarse entre seis y diez horas.

Fotos

Vídeos