Una disputa entre narcos pudo causar el incidente de un furgón cargado de líquido inflamable en la A-92 en Granada

Agentes y vehículos de las fuerzas de seguridad rodean la furgoneta abandonada por un supuesto traficante. /CHAPA
Agentes y vehículos de las fuerzas de seguridad rodean la furgoneta abandonada por un supuesto traficante. / CHAPA

La investigación apunta a que el vehículo, conducido por un joven italiano, estaba siendo acosado por rivales que pretendían robarle la carga

Carlos Morán
CARLOS MORÁNGRANADA

El inquietante incidente ocurrido este pasado viernes en la A-92 en el que se vio involucrada una furgoneta cargada hasta arriba de bidones con líquido inflamable, pudo estar causado por una disputa entre bandas de narcotraficantes, según fuentes de la investigación consultadas por este periódico. No en vano, la mercancía hallada en el interior del vehículo se utiliza habitualmente para adulterar la cocaína. Además, los implicados en el suceso ya están identificados, aunque, al cierre de esta edición, no había trascendido si se habían producido detenciones. Según los medios consultados, los sospechosos estarían relacionados con redes de traficantes.

En este sentido, la principal hipótesis que manejan las fuerzas de seguridad es que el cargamento era codiciado por traficantes rivales de los que habían fletado el envío. Así las cosas, todo apunta a que la furgoneta estaba siendo acosada por un turismo en plena autovía, a la altura de la localidad de Huétor Tájar.

El conductor intentó zafarse de sus perseguidores, pero, finalmente, se echó a un lado, detuvo el vehículo y huyó a la carrera, aunque es posible que luego continuase la escapada en otro automóvil. El coche que le pisaba los talones también se fue a toda prisa del lugar de los hechos, pero ayer fue localizado por los investigadores.

En un principio, surgió el temor de que el suceso tuviera relación con el yihadismo

En un principio, trascendió que el fugado tendría aspecto árabe, lo que añadió desasosiego a una noticia ya de por sí preocupante, pero también ayer se supo que era un joven de nacionalidad italiana. Sin embargo, la posibilidad de que se tratase de un episodio vinculado al terrorismo yihadista surgió en algún momento, pero fue descartada pronto. Y la teoría de la 'guerra sucia' entre narcos tomó cuerpo de inmediato.

Una tonelada de mercancía

El botín era importante: el furgón llevaba alrededor de una tonelada de líquido inflamable. De ahí que un grupo rival intentase apropiarse de la mercancía por la fuerza.

Al final, no fue ni para unos ni para otros, ya que la carga fue decomisada por la Guardia Civil.

El automóvil había sido alquilado fuera de la provincia de Granada.

El suceso ocurrió alrededor de las cinco de la tarde de este pasado viernes en la A-92 y desencadenó un gran despliegue de las fuerzas de seguridad en la zona.

Fue un ciudadano que circulaba por la autovía el que alertó a los servicios de emergencia de la peligrosa persecución entre los dos vehículos.

Poco después, agentes de la Guardia Civil se hacían cargo del furgón y, tras sacarlo de la A-92 para poder trabajar reduciendo al máximo los riesgos, trasvasaron el cargamento a un camión.

Fotos

Vídeos