El director de la Alhambra defiende el "carácter especial" del monumento pese a que seguirá como agencia administrativa

Reynaldo Fernández, director del Patronato de la Alhambra. /ALFREDO AGUILAR
Reynaldo Fernández, director del Patronato de la Alhambra. / ALFREDO AGUILAR

El director de la Alhambra ha explicado que el hecho de que los estatutos no se encuentren adaptados a la denominación jurídica de la Alhambra no complica el día a día del monumento

ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El director de la Alhambra, Reynaldo Fernández, ha defendido este miércoles el "carácter especial" del monumento pese a que seguirá como agencia administrativa después de la modificación de los estatutos propuesta por el Patronato. Fernández ha explicado que la Alhambra "es una agencia administrativa pública y no es de carácter especial", a pesar de que la Junta de Andalucía afirma en la explicación del proyecto de decreto de los estatutos del Patronato de la Alhambra y el Generalife de Granada que se persigue con el mismo la adaptación del Patronato de la Alhambra y Generalife "como órgano esencial de gestión del conjunto monumental en su calidad de agencia administrativa de carácter especial".

"Los estatutos datan de 1986 y había que actualizarlos. La estructura de la Alhambra ya se ha actualizado, se ha ampliado y hemos sacado una relación de puestos de trabajo para reforzar el carácter de agencia pública y en esta necesidad en el pleno de 2016 se tomó el acuerdo de iniciar su modificación y en el de julio de 2017 se pidió sugerencias a las administraciones", ha explicado Reynaldo Fernández.

MÁS INFORMACIÓN

El director de la Alhambra ha explicado que el hecho de que los estatutos no se encuentren adaptados a la denominación jurídica de la Alhambra no complica el día a día del monumento, pero ha indicado que desde el año 2016 se estaba planeando hacer esta actualización "que no es una cosa de vida o muerte, ya que la Alhambra podría funcionar con los estatutos anteriores".

"Los cambios se irán definiendo durante el proceso. La idea es que se actualicen porque es algo que es necesario. Ha cambiado la propia estructura de la Alhambra y se necesitaba una actualización de los estatutos, que están abiertos a sugerencias de administraciones, asociaciones y particulares. Lo que buscamos es que antes de empezar haya una transparencia total", ha analizado Reynaldo Fernández, que ha recordado que los estatutos tienen un rango normativo "importante, pero modesto", que impide cambiar cuestiones más profundas del régimen jurídico de la Alhambra.

Fotos

Vídeos