Dimiten los jefes de Urgencias del PTS y de Traumatología por falta de personal

Dimiten los jefes de Urgencias del PTS y de Traumatología por falta de personal
ALFREDO AGUILAR

En los dos últimos días, ambos facultativos han renunciado ya que la carencia de médicos y enfermeros provoca serios problemas asistenciales

Ángeles Peñalver
ÁNGELES PEÑALVERGRANADA

No se habían puesto de acuerdo, pero ha sucedido con un día de diferencia. Los jefes de Urgencias del hospital de Traumatología –perteneciente al complejo del Virgen de las Nieves– y del hospital del PTS presentaron sus renuncias ante las direcciones de los centros el miércoles y el jueves de esta semana, respectivamente, según ha podido saber IDEAL de fuentes sanitarias.

En ambos casos, los responsables de esos servicios consideran necesario que se aumenten las plantillas para poder dar una asistencia de calidad, sin tantas demoras y con mayor agilidad en el ingreso de pacientes.

En concreto, según las mismas fuentes, en las Urgencias del PTS –que antes eran las del Clínico– se atienden a diario entre 450-500 usuarios con tan sólo seis médicos de guardia las 24 horas –a los que se suman los que hacen turnos de mañana y de tarde–, cuando serían necesarios, «como mínimo», ocho médicos de guardia.

«Esto se saca adelante con el sobreesfuerzo del personal, porque se sobrepasan los estándares recomendables de pacientes asignados a médicos y enfermeros», apostilló un doctor de urgencias.

Según fuentes de ese servicio en el hospital del PTS, tras el traslado desde la Avenida de Madrid al Campus de la Salud reciben una media de casi 80 pacientes más al día con el mismo personal que antes. «Tenemos problemas con las demoras y no podemos atender a los enfermos en el tiempo que sería deseable. A eso se suma otro asunto grave: los retrasos en los ingresos desde las Urgencias, con pacientes que pasan hasta 70 horas en un sillón o en una cama provisional antes de ser subidos a planta. Todos los días, las Urgencias amanecen bloqueadas», explicó un empleado de ese área que prefirió preservar su identidad, al igual que los jefes de Urgencias aludidos, quienes declinaron hacer declaraciones públicas.

Según explicó ayer el SAS, la dimisión del jefe de Urgencias del PTS estaba planificada desde hace tiempo y enmarcada dentro del proceso de desfusión. «Es un gran profesional y ha hecho muy bien su trabajo», añadieron los portavoces del hospital del PTS. Igualmente, desde el Virgen de las Nieves indicaron que el ya exjefe de Urgencias de Traumatología llevaba mucho tiempo en el cargo y «puede considerar su proyecto concluido».

Quejas sindicales

Cuando culminó la 'desfusión' sanitaria hace menos de un mes quedaron abiertas todas las Urgencias hospitalarias de la capital: Virgen de las Nieves, Maternal, Neurotraumatología y las del PTS, estas últimas con dos circuitos diferenciados, uno para la pediatría y otro para los adultos. Entonces, los sindicatos ya advirtieron de que faltaba personal. Francisco Cantalejo, secretario general del Sindicato Médico en Granada, aseguró ayer que el «colapso» de las Urgencias es un efecto secundario –entre otros motivos– del engrosamiento constante de las listas de espera y de la saturación de atención primaria.

También CSIF reclama más personal. En ese sindicato calculan que falta medio millar de trabajadores en los hospitales.

Desde el Sindicato de Enfermería, lamentaron la falta de 140 enfermeros sólo en Neurotraumatología: «Abrir un hospital nuevo con ese déficit de enfermeras es un caos total, no se pueden hacer los turnos, se dice de un día para otro quién va a trabajar y se está pasando una situación complicada».

USAE cifra en 150 el total de auxiliares de enfermería que habría que contratar: «La desfusión ha sido un ERE encubierto».

La delegada de Comisiones Obreras, Inmaculada Giménez, criticó la «mella» causada por las antiguas tasas de reposición del Gobierno central y pidió a la Junta de Andalucía «contratos dignos, no de uno o dos meses».

Fotos

Vídeos