Detenido en Granada por conducir con una borrachera 'delictiva'

Detenido en Granada por conducir con una borrachera 'delictiva'

El varón alcanzó una tasa de 1,21, un nivel cinco veces superior al máximo permitido

Carlos Morán
CARLOS MORÁNGRANADA

Ponerse al volante de un vehículo con una tasa de alcohol de 0,60 miligramos por litro de aire es delito. Pues bien, la Policía Local de Granada detuvo recientemente a un hombre que, tras soplar a través del alcoholímetro, alcanzó una tasa de 1,21 -en la segunda prueba bajo hasta 1,17-. Era un nivel cinco veces superior al máximo permitido, que es de 0,25.

En otras palabras, que conducía con una borrachera 'delictiva' o de juzgado de guardia, que fue donde acabó.

El suceso ocurrió la tarde del pasado 16 de enero, cuando agentes de la Policía Local vieron que un automóvil se saltaba un semáforo en rojo. De inmediato, los patrulleros le dieron el alto y le pidieron la documentación. Fue en ese momento cuando comprobaron que presentaba síntomas de estar ebrio. Y lo estaba. El sospechoso no lo negó. Admitió «que se había tomado varias cervezas y combinados de alcohol», según el portavoz de la Policía Local. El alcoholímetro respaldó su confesión.

Fotos

Vídeos