Detenido como presunto autor de un abuso sexual dentro de un pub de Pedro Antonio

Los hechos sucedieron ante testigos, que se emplearon a fondo para separar a este individuo de la víctima, quien denunció los hechos

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Policía Nacional ha detenido a un individuo acusado de un presunto delito de abusos sexuales cometido en el interior de un pub de Pedro Antonio de Alarcón.

Los hechos ocurrieron en el interior de un pub de la citada calle el pasado 21 de diciembre sobre la una y cuarto de la madrugada. La víctima, una joven de 25 años, se encontraba junto a una amiga tomando unas copas en el interior de este pub. Según ha podido saber este periódico de fuentes judiciales consultadas, la joven aseguró que estaba rodeada de un grupo de adultos bastante ebrios y uno de ellos se le quedó mirando fijamente a los ojos.

La víctima no le dio mayor importancia pero en un momento dado vio cómo este hombre se bajó los pantalones, sacó su pene y se acercó hacia ella llegando a rozarla. La joven comenzó a gritar y a pedir ayuda. Los amigos de este individuo, nada más percatarse del hecho se rieron aunque después lo cogieron para retirarlo de la víctima, quien necesitó atención por el ataque de ansiedad sufrido. La víctima contactó telefónicamente con la policía para informar sobre lo sucedido. El presunto agresor no se marchó del local, decidió salirse fuera a fumar un cigarro mientras la víctima aún permanecía dentro.

Una pareja de agentes de la Policía Local pasó por el bar y lo identificó, interesándose por el estado de la víctima, a quien se le proporcionó la protección y la información necesaria para presentar la correspondiente denuncia, tal y como hizo finalmente.

La Policía Nacional decidió días después proceder a la detención de este individuo, una vez que ya estaba identificado, para tomarle declaración y elevar el correspondiente atestado a la autoridad judicial que investiga este caso de presuntos abusos sexuales.

El Código Penal distingue entre abuso y agresión sexual. Esta última la utiliza para los casos en el que existe algún tipo de penetración o de violencia. El abuso sexual viene recogido en el Código Penal como un delito que se castiga con penas de prisión de uno a tres años.

En Granada se denuncian una media anual de 160 a 200 casos vinculados con delitos de violencia sexual, según datos del anuario estadístico del Ministerio del Interior. La inmensa mayoría son abusos. Una cifra insignificante si se compara con otras provincias vecinas como Almería o Málaga, donde este registro está muy por encima de los dos centenares de casos, según los datos recogidos por el citado documento de Interior.

Fotos

Vídeos