Ideal

Tenis | Masters Roma

Nadal le borra la sonrisa a Jack Sock

Nadal golpea la bola.
Nadal golpea la bola. / Ettore Ferrari (Efe)
  • El balear se enfrentará en cuartos a Dominic Thiem tras derrotar al estadounidense

Rafa Nadal superó la media centena de victorias sobre la arcilla de Roma -tiene 51- al vencer al estadounidense Jack Sock por 6-3 y 6-4 en una hora y 22 minutos de partido. El balear suma 17 victorias consecutivas sobre arcilla este año y encara ya una posible octava corona en la capital italiana, la cual fue protagonista de excepción de la victoria exultante de Nadal sobre el siempre entretenido Jack Sock.

Jack Sock es un jugador carismático, representa esa generación de tenistas estadounidenses llamados a tomar el relevo de Andy Roddick. A Sock es raro verlo sin una sonrisa en la boca. Su juego es potente. Él es un golpeador. Gran derecha, gran saque y un revés no tan bueno, a lo que hay que añadir un físico que se debilita cuando la temperatura aprieta. En el Abierto de Estados Unidos 2015, por ejemplo, tuvo que abandonar la pista asistido por un golpe de calor. Jack, de 24 años, no pierde la sonrisa dentro de la pista. Ni siquiera cuando en 2015 tuvo que decidir si seguir con su calendario de torneos o quedarse al lado de su hermano -entrenador y extenista-, el cual sufrió el síndrome de Lemierre, que puede ser mortal. Eric, que así se llama su hermano, superó la enfermedad mientras Jack se consolidaba en el circuito. Sus zapatillas lucieron un tiempo la inscripción «Por ti, Eric» y le acompañaron cuando venció en dobles en el Masters de Miami 2015. Ahora Jack es el 14 del mundo, este año se ha apuntado dos títulos -Auckland y Delray Beach- y ya sabe lo que es enfrentarse al nuevo Rafa Nadal.

Nadal y Sock habían chocado en tres ocasiones, siempre con victoria para el balear. En Roma, la película no cambió y sobre la central de uno de los torneos más bonitos del mundo, Nadal dio una clase de efectos y golpes a un jugador que sufre fuera del golpe plano. Ni Rod Laver, ganador de once Grand Slams, quiso perderse la segunda victoria de Nadal en Roma. El balear comenzó con buen pie al romper el saque de su contrario en el segundo juego. Sock se mueve mejor en pistas duras donde su saque es más consistente, pese a ello el estadounidense aprovechó cualquier oportunidad con la pista abierta para lanzar su derecha como un martillo. Nadal lo sabía e intentó atacar siempre el revés, su golpe menos bueno. Con la rotura, el manacorense solo perdió siete puntos al servicio en el primer set y lo cerró por 6-3. Siguió el buen juego en la segunda manga y volvió a romper a las primeras de cambio. Esta vez Sock sí reaccionó y le devolvió la rotura, incluso llegó a dominar el set 3-4 -sin 'break'- a merced de un juego agresivo con constantes subidas a la red. Pero cortocircuitó Sock en el noveno juego y tras varias derechas a la red entregó el partido a Nadal, que lo cerró al saque con un revés paralelo impecable a la línea. En la siguiente ronda se enfrentará por tercera vez en el último mes al austriaco Dominic Thiem.

El otro español en liza en el torneo, Roberto Bautista, quedó eliminado al perder con el servio Novak Djokovic por un doble 6-4. Djokovic mostró una versión muy seria, cerca del buen juego que ya mostró contra Feliciano López en Madrid. El serbio poco a poco parece recuperar un buen nivel, aunque su verdadera prueba de fuego comienza ahora. En cuartos de final, antes de un posible duelo con Nadal, se enfrentará al argentino Juan Martín del Potro, que venció en su duelo al japonés Kei Nishikori.

También pasó ronda Garbiñe Muguruza, que batió en dos sets a la alemana Julia Goerges por 7-5 y 6-4. La hispano venezolana se apuntó una primera manga muy igualada y remontó un 1-4 adverso en el segundo set para anotarse de forma consecutiva los cinco últimos juegos del encuentro. «El nivel está muy igualado. No siento que haya nadie que esté dominando como cuando Serena estaba ahí. No importa mucho el ranking actualmente», explicó Muguruza en rueda de prensa. Su siguiente rival en cuartos de final será la estadounidense Venus Williams, con la que mantiene un balance de tres derrotas y ninguna victoria, aunque nunca se han enfrentado sobre arcilla, la peor superficie para la mayor de las Williams.