Ideal

TenIS

Albert Ramos salta la banca en Montecarlo

Albert Ramos, en el partido ante Murray.
Albert Ramos, en el partido ante Murray. / Afp
  • El catalán firma una de las mayores victorias de su carrera al derrotar al número uno del mundo, Andy Murray

En Montecarlo, junto al mítico casino, la sorpresa de la jornada vino de la mano de Albert Ramos. Como si de una apuesta al número cero se tratase, Albert Ramos firmó una de las mayores victorias de su carrera ante todo un número uno del mundo como Andy Murray, por 2-6, 6-2 y 7-5, en dos horas y media de encuentro. Quizá una de las victorias más improbables, pero a las que ya acostumbra Ramos, quien en 2015 eliminó sobre la pista dura del Masters 1.000 de Shanghái al mismísimo Roger Federer. Sin embargo, por aquellos tiempos no era Federer número uno, por lo que con esta victoria en octavos de final, el catalán vence por primera vez en su vida al ostentador del trono del circuito ATP.

Y lo hizo en un torneo dado a las sorpresas como Montecarlo, donde ya el año pasado Novak Djokovic cayó de forma prematura ante Jiri Vesely, y que este año ha comenzado con duros partidos para el serbio y para Rafa Nadal, que se tuvieron que ir hasta los tres sets para salvar sus debuts.

Sin embargo, tras el primer set no pareció que el partido fuese a ser un duro escollo para el británico, quien no permitió que Ramos mantuviese su saque en toda la primera manga. Aún así eran sensaciones no del todo malas para Ramos, que consiguió romper el saque de Murray en dos ocasiones, por lo que con una mejoría, sobre todo en sus segundos servicios, podría dar guerra al mejor tenista del mundo en la actualidad. Así lo hizo en la segunda manga, repitió el guión del primer set y rompió el saque del británico dos veces, una en el tercer juego y otra más en el séptimo, pero con una salvedad: esta vez mantuvo todos sus saques. Pese a que Montecarlo, por estar al nivel del mar, no es el mejor sitio para los sacadores, Ramos mostró un saque excelso al tan sólo perder tres puntos al saque en el segundo set.

Andy Murray no estaba bien sobre la pista. Pese a que la cara del británico suele mostrar siempre sufrimiento, esta vez el dolor era físico y proveniente de su codo, lo que en los duros peloteos pudo lastrar sus opciones. Sin embargo,esto dolores no hicieron mella en los primeros compases de la manga definitiva. Le entró vértigo a Ramos, y comenzó con un duro 0-4 en contra, del que se repuso con una facilidad pasmosa para plantar el 4-4 en el marcador y gozar, incluso, de un 0-40 para ponerse 5-4 y sacar para partido. Lo salvó el número uno con la garra que caracteriza al dos veces campeón olímpico, pero no pudo evitar que sobre su siguiente saque el español le infligiese la rotura y cerrase la victroria con su servicio al segundo punto de partido.

En cuartos, Albert Ramos se cruzará con el croata Marin Cilic, que eliminó en dos sets al checo Tomas Berdych. Ramos mejora con esta victoria su participación del año pasado, cuando cayó en primera ronda con Roberto Bautista, por lo que la próxima semana volverá a mejorar su mejor ranking histórico (número 24).